Ovación
Domingo 04 de Septiembre de 2016

Apuesta con seguridad

Las autoridades provinciales pondrán a 70 policías en la popular

La lucha contra los violentos está lanzada. Y hoy se aplicarán en el Coloso Marcelo Bielsa algunas de las medidas que hay en estudio. Una de ellas entregará un mensaje claro de poder. El del Estado, el que siempre debió estar para darle batalla a las barras. Esas mismas que empañaron el fútbol y que condujeron, por ejemplo, a que sólo se jugara con público local. En otros casos hasta llevaron a que se disputaran juegos a puertas cerradas.

   Muchas vidas se apagaron insólitamente en un estadio. Por esa locura sinrazón de los que lucran con los clubes. Con complicidades dirigenciales —por miedo o, a veces, conveniencia— y negligencia o falta de acción de los gobernantes de turno. Hoy parece que la lucha está lanzada con todo el poder del Estado provincial, que ocupará con setenta policías el sector de la barra en la tribuna de la Diego Maradona. Todo un mensaje claro para determinar quién manda desde ahora.

   Más de ochenta personas no podrán ingresar al estadio a ver al rojinegro por el derecho de admisión que se les aplicará, pero habrá otros que no quieren resignar el lugar de poderío que sí estarán en la popular. La determinación de las autoridades en esta reapertura del Coloso es quedarse con un sector emblemático, al menos hasta que "haya señales de buen comportamiento", según confiaron fuentes consultadas por Ovación.

   La determinación tomada por las autoridades es fuerte. Es una apuesta firme en esta decisión por comenzar a ganar un duelo que hasta el momento nadie se animó a llevarlo a cabo. Alguna vez debía imponerse el peso del Estado y demostrar quién tiene el poder. Cuenta con todos los elementos necesarios a mano para hacerlo y hoy estará la foto que marcará, quizás, un antes y después dependiendo del resultado que se imponga.

Es inentendible que los barras manden a su antojo en las entidades y puedan vencer al poder del Estado. Pero cuando se ingresa en el análisis la connivencia de muchos sectores y los negocios de por medio llega el rápido entendimiento.

¿Habrá resignación a perder todos los beneficios que entrega el fútbol? Difícil, por eso la pelea deberá ser intensa y sostenida en el tiempo. Sin bajar los brazos, para aplicar el peso de la ley con total "seguridad".

Comentarios