Edición Impresa
Domingo 03 de Abril de 2016

Aprobación materna

A Juan Manuel Urtubey la vida le sonríe. No sólo ha logrado proyectar fuertemente su imagen política en el escenario nacional, sino que el amor ha entrado con potencia en su vida.

A Juan Manuel Urtubey la vida le sonríe. No sólo ha logrado proyectar fuertemente su imagen política en el escenario nacional, sino que el amor ha entrado con potencia en su vida. Y no cualquier amor: nada menos que la bellísima Isabel Macedo se ha convertido en la pareja del gobernador salteño. Y todo indica que la relación anda sobre ruedas. Si hasta la madre de la novia lanzó elogiosos conceptos sobre la longilínea figura del mandatario norteño: “Lo que le está pasando a Isabel es mágico, él es un amor. Es como cuando conocí a mi marido, en el momento justo de la vida, a ella como a mí, se lo mandó el de arriba”, sentenció la dama,  contenta como toda madre que ve feliz a su hija. Y enseguida agregó: “Ella es un ángel, muy sensible, sabe expresar lo que siente: y está muy enamorada. Fue un flechazo”. Y acerca de su yerno: “Es un señor, es tan fino, tan atento. Me encanta, es muy ubicado, serio y trabaja mucho por su provincia”.

La bronca no terminó

La saga no tiene fin. Ayer, en el partido que enfrentó a Inter y Torino por la Liga italiana, Maxi López volvió a demostrar que la antigua amistad que lo unía con Mauro Icardi es justamente eso, una antigüedad. Cuando el actual marido de Wanda Nara le tendió la mano en el saludo de los jugadores previo al arranque del cotejo, hizo un gesto despectivo y después se tocó los genitales, como queriendo asegurar que su ex amigo es mufa. La caballerosidad deportiva bien, gracias. El rencor no ha cesado.

Nuevo avión presidencial

El presidente Mauricio Macri decidió comprar un avión nuevo para moverse tanto por el país como hacia los distintos destinos que lo llevará la agenda internacional que preparó para sus cuatro años de mandato. Con total hermetismo, en la Casa Rosada comenzaron las evaluaciones para adquirir un nuevo avión que baje los costos operativos del Tango 01 y que permita, por caso, volar hasta Estados Unidos sin necesidad de realizar escalas. El presupuesto que manejan en el macrismo es de u$s 45 millones por un avión para 14 a 20 plazas. Entre las opciones, se evalúan un Gulfstream, un Falcon o un Global. El Tango 01 (un Boeing 757-200) había costado u$s 66 millones y fue comprado en 1992 por Carlos Menem.

Comentarios