La ciudad
Lunes 28 de Noviembre de 2016

Apriete y coima

Un grupo de trapitos que trabaja frente a la Rambla denunció ayer haber recibido aprietes y hasta golpes de un "supervisor canoso" de la GUM, que les "exigió" mil pesos. "Todos los años trabajamos por convenio con la Municipalidad, la semana que viene empezábamos con el hospital Alberdi, pero hasta ahora cobrábamos a voluntad", afirmaron.

Un grupo de trapitos que trabaja frente a la Rambla denunció ayer haber recibido aprietes y hasta golpes de un "supervisor canoso" de la GUM, que les "exigió" mil pesos. "Todos los años trabajamos por convenio con la Municipalidad, la semana que viene empezábamos con el hospital Alberdi, pero hasta ahora cobrábamos a voluntad", afirmaron.

Comentarios