Policiales
Viernes 02 de Diciembre de 2016

Apresan a sospechoso de haber matado a un hombre en Ludueña

El 10 de junio pasado Juan Ramón Aguirre, un vecino a quien en barrio Ludueña apodaban "Correntino", acompaño a su mujer Norma a tomar el colectivo hasta la esquina de Larrea al 500 como lo hacía habitualmente.

El 10 de junio pasado Juan Ramón Aguirre, un vecino a quien en barrio Ludueña apodaban "Correntino", acompaño a su mujer Norma a tomar el colectivo hasta la esquina de Larrea al 500 como lo hacía habitualmente. Pero aquella mañana dos muchachos se les acercaron y quisieron robarles. Entonce Juan los corrió con un machete que siempre llevaba para defenderse y los ladrones, para cubrirse, le dispararon tres veces y un tiro fue fatal. El 13 de junio cayó uno de los imputados, Walter C., mientras estaba internado en el Hospital de Emergencias herido de bala. La investigación siguió por medio de pistas hasta que ayer fue arrestado el otro maleante, Nicolás Leonardo G., alias "Huevada". Lo atraparon en un puesto donde trabajaba, en el Mercado de Concentración de Fisherton.

En el marco de la investigación Norma dio señales precisas y características de los asesinos de su marido y así fue que cayó Walter C., 25 años, actualmente en prisión y sindicado como el cómplice de "Huevada". Según fuentes allegadas a la causa "Walter era el que acompañaba al asesino, pero el tirador y quien mató es quien cayó ayer"; y ésto es lo que el fiscal Rafael Coria deberá argumentar en la audiencia imputativa que se llevará a cabo la mañana de hoy.

En el mercado. El jueves a la mañana tres brigadas de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) a cargo del subcomisario Diego Sánchez llegaron hasta la zona de Ghandi y Garzón, en barrio Ludueña, y allanaron tres viviendas. Encontraron celulares y material que puede aportar a la causa, pero además averiguaron que "Huevada" podría estar trabajando en el Mercado.

"Apenas tuvimos el dato y con la autorización judicial fuimos con dos brigadas al Mercado y lo recorrimos de punta a punta. Una hora después dimos con el sospechoso", confió una fuente policial.

El homicidio en el cual resultó víctima Juan Aguirre ocurrió en Larrea y Tupac Amaru, detrás del complejo de cines Village. Allí el hombre recibió un disparo de arma de fuego y con los datos aportados por los testigos del hecho se supo que habían actuado dos hombres, quienes tras cometer el ataque escaparon corriendo por las vías.

El día de la muerte de Juan Aguirre su mujer contó que habían llegado a Ludueña hace 26 años, un año después de haberse casado. Son oriundos de un pequeño poblado cercano a Goya, en Corrientes, y tienen dos hijos. Una adolescente de 17 años y un muchacho de 22 que está a punto de terminar sus estudios en ciencias económicas. Entonces se afincaron en una humilde vivienda de pasillo, en Tucumán al 5300.

Juan fue operario de una fábrica y terminó sus días como empleado del cementerio de la Asociación Israelita. "Todos los días hacíamos la misma rutina. El me acompañaba a tomar el colectivo a las 5.45 porque yo hace 12 años que trabajo como empleada doméstica en la zona sur. Siempre hacíamos el mismo camino hasta calle Córdoba, donde tomo el colectivo. l me dejaba en la parada y se volvía a casa para llevar a nuestra hija a la escuela e irse a trabajar", contó entonces su viuda. aLaCapital días despues de la muerte de Aguirre.

Comentarios