Edición Impresa
Viernes 15 de Julio de 2011

Apoyo de la sociedad

Una encuesta realizada la semana pasada en el país trasandino reveló que el 82% de los habitantes simpatiza con los reclamos estudiantiles. Es que los jóvenes han apelado no sólo a las marchas y las tomas de los establecimientos educacionales, sino a propuestas más que originales que van desde “suicidios colectivos o masivos por la educación pública” hasta media hora de besos públicos por la misma demanda.

Según una encuesta difundida en el diario trasandino La Tercera, el 82 % de los chilenos simpatiza con las demandas de los estudiantes, un 63,5% está a favor de las marchas de los alumnos, y 69,4% se mostró contrario al uso de la fuerza pública para desalojar colegios tomados. Otro dato indicado es que el 81% de los encuestados consideró que el ministro de Educación Joaquín Lavín no se mostró “capaz para resolver los conflictos”.

También hace pocos días se conoció el rechazo de los universitarios al “Gran acuerdo nacional por la educación”, impulsado por el propio presidente Sebastián Piñera por considerarlo “unilateral”. Hay que saber que el debate central pasa por las becas, el acceso a la educación superior y la eliminación del lucro en las universidades. Para los estudiantes la última propuesta que les acercó el gobierno “no es más que la continuidad del modelo existente” y “profundiza un sistema que favorece la exclusión y la segregación social, el endeudamiento de las familias”.

Comentarios