La ciudad
Martes 08 de Noviembre de 2016

Antenas: quieren modificar las normas para instalar, al menos, el doble de soportes

La propuesta es impulsada por concejales del radicalismo y contempla estrictos controles de la radiación que producen.

El interbloque oficialista en el Concejo propuso modificar la regulación vigente para instalar más antenas de telefonía móvil en Rosario. "Hasta ahora se buscó evitar la proliferación de antenas, cuando en realidad, a menos antenas, mayor es la radiación. Pocas antenas instaladas, además de proveer un servicio deficiente, requieren una potencia mucho más fuerte y deben irradiar más. Por eso, cuanto más antenas, menor radiación", justificó el impulsor de la reforma, el edil Sebastián Chale. El concejal radical estimó que en la ciudad hay 120 soportes instalados y debería haber "cerca del doble" para mejorar las comunicaciones.

La propuesta es integral y apunta a modernizar la legislación y mejorar las comunicaciones de telefonía móvil en Rosario, expandiendo la red. Propicia la instalación de nuevas antenas y el control estricto y dinámico de las radiaciones, incorporando a las universidades e institutos profesionales en el monitoreo.

En diálogo con La Capital destacó que la clave "pasa por una correcta medición de la radiación que producen las antenas, a través de un control estricto y científico para que no haya impacto en la salud de la población".

Para el concejal del radicalismo, "es fundamental modernizar la legislación, avanzando en una norma superadora que incorpore nueva tecnología, mejore las comunicaciones móviles, contribuya a expandir la red y destierre los mitos sobre las antenas".

Al respecto agregó: "Erróneamente se suele caer en el lugar común de buscar evitar la proliferación de antenas, cuando en realidad, a menos antenas, mayor es la radiación y viceversa".

"Pocas antenas instaladas —continuó— además de proveer un servicio deficiente, requieren una potencia mucho más fuerte, es decir, deben irradiar más. Por eso, cuanto más antenas, menor radiación. Es mayor la radiación que producen el teléfono y la antena al tratar de conectarse por no hallar una cercana".

Chale recordó que en 2014, las empresas de telefonía que operan en Rosario se comprometieron a efectuar una fuerte inversión en antenas. Señalaron que para mejorar el servicio necesitaban instalar 60 nuevas.

A mediados de 2015 cuando se empezó a promocionar la llegada de la tecnología 4G, volvieron a prometer inversiones en infraestructura. Sin embargo, sólo se tramitaron permisos para 20 aparatos, de los cuales sólo 4 fueron viables.

El doble. Actualmente, en base a datos oficiales Chale estimó que en Rosario hay cerca de 120 antenas para telefonía móvil. "Y muchos especialistas plantean que para mejorar el servicio en el centro y en especial en los barrios se necesita el doble de estructuras", agregó.

En ese sentido, comentó que recientemente el Ente Nacional de Comunicaciones (ENaCom) lanzó una campaña de esclarecimiento y concientización en los municipios de todo el país.

"En muchas intendencias la gente se preocupa porque le instalan una antena de telefonía móvil, y le temen a las radiaciones. Pero hoy la radiación de una antena de 4G es menor a la que se produce en un hogar con el uso de un microondas", planteó Martín Kunik, director de Fomento y Desarrollo del Ente.

"Cuando se sacan antenas de telefonía móvil —agregó— no sólo se deteriora la calidad del servicio y sino que se produce el efecto contrario, dado que las antenas que quedan deben irradiar más". Chale destacó además la importancia de la tecnología 4G en aplicaciones públicas de movilidad y seguridad. "En Rosario son fundamentales aplicaciones de movilidad como Cuándo llega, la conexión de las cámaras de seguridad de los colectivos, o el nuevo sistema de estacionamiento medido, todas aplicaciones que requieren un funcionamiento pleno de la tecnología 4G".

"Por lo tanto —siguió— que funcione óptimamente es primordial y estratégico para la movilidad y la seguridad de los rosarinos".

Comentarios