Edición Impresa
Sábado 25 de Octubre de 2008

Antecedentes locales

El proyecto para conformar una orquesta social infanto-juvenil en Ibarlucea tiene sus antecedentes más cercanos en las exitosas experiencias que ya funcionan en Rosario. Por un lado, la Escuela Orquesta de Barrio Ludueña, que dirige Derna Isla; por el otro, la del barrio Triángulo que comenzó en 2005. La iniciativa de Ibarlucea sumó incluso a varios de los músicos que ya trabajaban en esos espacios.
  Más atrás en la historia, se encuentra la resolución de la Unesco, que en 1995 propuso a sus Estados miembros la consolidación de un Sistema Mundial de Orquestas Infantiles y Juveniles. La Argentina adhirió y desde entonces la experiencia se multiplicó en más de 18 provincias, con más de 5 mil niños y adolescentes.

Comentarios