Policiales
Jueves 19 de Mayo de 2016

Antecedentes cercanos en la comunidad china

Los últimos secuestros extorsivos registrado en Rosario estuvieron vinculados a la comunidad china dueña de supermercados. En julio de 2014 un ciudadano oriental de 22 años, Guan G., fue secuestrado en San Lorenzo al 3700, a pocos metros del súper de su propiedad.

Los últimos secuestros extorsivos registrado en Rosario estuvieron vinculados a la comunidad china dueña de supermercados. En julio de 2014 un ciudadano oriental de 22 años, Guan G., fue secuestrado en San Lorenzo al 3700, a pocos metros del súper de su propiedad. Entonces, tres hombres y una mujer lo redujeron con golpes de puño y tras apuntarlo con un arma lo obligaron a subir a un Peugeot 504. Weng, su madre, radicó la denuncia en la seccional 7ª y una hora después la familia del joven recibió un primer llamado extorsivo, que les exigía 150 mil dólares por su liberación. Un día después la aparición de dos patrulleros policiales que en principio no estaban al tanto de la situación frustró el pago del rescate.

Un día después de que el joven sea liberado, se realizaron cuatro allanamientos: dos en Casilda al 2300, otro en Cerrito al 3900, y un cuarto en Urquiza al 5600. Allí fueron detenidos una joven de 18 años y tres hombres de 20, 24 y 33 años a quienes imputaron de ser los autores del hecho. Y pese a ser un delito de competencia federal, el juez Juan Carlos Curto resolvió que "no hay afectación del orden nacional, sino que es un hecho aislado", por lo que rechazó el planteo y llevó adelante la causa.

El otro caso se produjo el 28 de julio de 2010 y la víctima también fue un ciudadano chino. El supermercadista Lin Zhan fue secuestrado en Riccheri al 1000. El joven ratificó que fue privado de la libertad por un grupo de personas que lo mantuvo en cautiverio tres días en una casa ubicada en las afuera de Rosario, solicitó custodia para él y su familia y aseguró temer por su vida. El comerciante, de 25 años, conocido por clientes y vecinos como Víctor, se presentó ese día ante el fiscal federal Mario Gambacorta y relató la odisea vivida aunque con algunas contradicciones y llamativos olvidos de alternativas que rodearon su captura y su posterior liberación. Entonces tampoco se pudo acreditar el pago de rescate.

Comentarios