Cartas de lectores
Miércoles 26 de Octubre de 2016

Animal enfermoy abandonado

Hace más de un mes hice una denuncia exponiendo que en la calle Tucumán 3791, donde hay una panadería, al morir el dueño de un perrito anciano se le cerró la puerta de su casa, la que está arriba de la panadería, y se lo echó a la calle. No sólo se murió el dueño, se quedó sin casa, comida o agua, sino que se le negó el tratamiento para el cáncer que tiene en la boca. El Ministerio Público de la Acusación no puede resolver absolutamente nada, mejor dicho no quiere, así que este animal necesita tratamiento médico, no que se lo ponga en otro campo de concentración como el Imusa, sino alguien que se apiade de él porque está con mucho dolor y casi no come. El barrio Luis Agote, donde se encuentra este pobre ser víctima del arrogante dueño de la panadería y su hermana, quienes no tardaron en refaccionar la casa y hacerse cargo de lo heredado, no quisieron razonar con las varias personas que trataron de disuadirlos que entraran al animal. Son los vecinos quienes le dan de comer luego de hacer público el caso. Yo tengo ya varios animales y en un ambiente reducido. Otra vez el Ministerio de la Acusación en el tapete por incapaz y sin voluntad de hacer justicia.

Myriam Koldorff


Comentarios