Política
Domingo 04 de Septiembre de 2016

Aníbal Fernández negó vínculos con el "Rey de la efedrina" y dijo que "es un invento bochornoso"

Para el exjefe de Gabinete las supuestas declaraciones de Segovia ante la jueza federal María Romilda Servini que fueron publicadas por Clarín conforman "otro capítulo de la ficción de (Mauricio) Macri, haciendo revolear acusaciones falaces e incomprobables ante los medios y ante la Justicia".

El ex jefe de Gabinete del kirchnerismo Aníbal Fernández negó hoy haber tenido algún tipo de relación con Mario Segovia, apodado "Rey de la efedrina" y condenado 14 años a prisión por tráfico de drogas. El exfuncionario kirchnerista advirtió que es "un invento bochornoso" que lo involucren a él con esas actividades ilegales.
Fernández consideró, a través de su cuenta de Twitter, que las supuestas declaraciones de Segovia ante la jueza federal María Romilda Servini que fueron publicadas por Clarín conforman "otro capítulo de la ficción de (Mauricio) Macri, haciendo revolear acusaciones falaces e incomprobables ante los medios y ante la Justicia".
Embed
"Todo ha sido la mano turbia de alguien que iba a ponerle un peso en las manos a estos tipos (por Segovia) o darle alguna ventaja so pretexto de que eligieran un punto, que en este caso soy yo, que haga de tapadera de un bosque de barbaridades que puso a parir este país con el gobierno actual", sostuvo también en diálogo con radio Del Plata.
A su vez, en la red social preguntó por qué "aparece ahora" el testimonio de "un narcotraficante condenado que pudo acogerse a la figura del arrepentido que tiene la Ley 23737" de Drogas.
"Lo único que tiene más valor desde la llegada de Macri al gobierno es la palabra de narcos y asesinos condenados", agregó el abogado y contador quilmeño.
Fernández también negó que durante su etapa como ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos haya instruido al narcotraficante sobre cómo obtener una licencia de portación de arma de fuego por la que debería pagar "7 mil dólares".
"Esto que están diciendo de una eventual portación de arma es otra estupidez, porque cuando agarramos el Renar (Registro Nacional de Armas) las portaciones que se entregaban estaban por arriba de las 1.500, y nosotros las llevamos a 300 inmediatamente", argumentó. "¿Cuáles son las pruebas? Ninguna. ¿En este Estado de excepción todos estamos en libertad condicional hasta que la mafia gobernante lo decida?", cuestionó el ex jefe de Gabinete.


Comentarios