Estacionamiento medido
Miércoles 11 de Mayo de 2016

Analizan extender la concesión a quien explota el parking medido

Será por tres años y la semana próxima se viene la discusión en el Concejo. Nadie arriesga aún a cuánto se irá la hora de estacionamiento.

A 15 días de que venza la prórroga otorgada en diciembre a la empresa que explota el estacionamiento medido en la ciudad, el Concejo Municipal se prepara para empezar a debatir sobre el sistema. "Antes del fin de semana vamos a estar acercando a todos los bloques el mensaje de la Intendencia que plantea extender el contrato a Tránsito Rosario por otros tres años, como habilitan los pliegos", adelantó ayer el frentista Carlos Comi. Al menos "en esta etapa del debate", dijo, no está previsto ampliar el área del parking pago y el edil tampoco se jugó a arriesgar a cuánto aumentará. "Habrá que analizarlo, el mensaje no propone ningún valor", adelantó, aunque también recordó que mientras se discutía el precio del boleto "muchos concejales" no dejaron de remarcar que el 20 por ciento de esa recaudación va a al Fondo Compensador del Transporte.

En la sesión de mediados de diciembre pasado los concejales aprobaron una prórroga para la empresa concesionaria desde hace siete años, Tránsito Rosario SA-Sutec, término que vence en la primera semana de junio.

De ese modo ampliaron el plazo para volver a discutir otras opciones para el sistema: extender el contrato con esa misma firma, reconcesionar el servicio o incluso municipalizarlo, como propuso el bloque Ciudad Futura.

Pero ahora, aunque ninguna posibilidad quedó todavía cerrada, la Intendencia ya envió un mensaje al Concejo proponiendo la primera de esas alternativas, esto es, ampliar el contrato de Tránsito Rosario por otros tres años.

Cuidacoches. El proyecto llega con los "números" que había solicitado el cuerpo. "Pedimos que nos mandaran un informe con datos como cuánto dinero le ingresa al concesionario y cuánto a la Municipalidad", recordó el concejal de Compromiso por Rosario, Osvaldo Miatello, quien junto a su compañera de bloque Carola Nin también propuso que uno de cada cuatro nuevos empleados que se incorporen a la planta de la empresa sean cuidacoches. Otro tema que seguramente encenderá el debate.

Para el bloque del PRO, por ejemplo, ese punto es controversial. "Históricamente nuestra postura ha sido prohibir los cuidacoches, pero habrá que analizar la propuesta", admitió la edila Renata Ghilotti, aunque a la vez puso en duda cómo podría incorporarse laboralmente esa figura.

"Es complicado, porque habría que hacer un registro de una actividad irregular, ¿y cómo se define quiénes son los cuidacoches en cada cuadra? ¿Cómo se evita que allí figure más gente?", se preguntó.

Para el PRO, si se vota extender el contrato habrá que introducir nuevos requerimientos. Básicamente, una mayor inversión de la firma en la renovación de equipos y la incorporación de aplicaciones y tecnología que permitan, por ejemplo, que la tarjeta Movi pueda usarse en el 100 por ciento de los parquímetros, que se adhieran más comercios a la venta de cospeles, que se amplíe la posibilidad de pago con tarjetas de crédito y débito en locales con posnet.

En cuanto a la extensión de área concesionada, Ghilotti planteó que "si se prohíbe el estacionamiento en nuevas zonas céntricas, la compensación podría pasar por extender el estacionamiento medido a algunos centros barriales congestionados, donde abunda la segunda fila, como en Echesortu o San Martín", arriesgó.

Pero el oficialismo no se mostró partidario de abrir ese juego en "esta etapa del debate", planteó Comi, sin descartar que el tema pueda reaparecer en el transcurso de los próximos tres años.

Lo que sí, aseguró, se le exigirá a la firma cumplir con sus obligaciones atrasadas de inversión por unos 30 millones de pesos a aplicar en "renovación de parquímetros y vehículos, señalización y demarcación de boxes".

En cuanto a la contratación progresiva de cuidacoches, Comi insistió en que "todo se va a escuchar y discutir", y hasta dijo compartir el "espíritu" del proyecto de Nin y Miatello. Aun así, recordó que en la última inscripción para ingresar a trabajar al municipio hubo 40 mil anotados, lo que indica que la necesidad laboral no es exclusiva de ese sector.

Precio incierto. A una semana de la "sangría" que le representó al oficialismo obtener la mayoría de votos para aprobar la suba del boleto, nadie se jugó sobre a cuánto podría aumentar la hora de estacionamiento medido, que hoy en sus zonas A y B está a 9,60 pesos, y en la C a 6,20. "El mensaje del Ejecutivo no dice nada sobre eso; yo no lo descarto, pero por ahora no está en debate", sostuvo Comi, mientras que Miatello dijo que "lo que entrará en tratamiento es la extensión del contrato y no necesariamente tiene que haber nuevos valores".

Aun así, es difícil imaginar en el clima inflacionario que se vive que el precio no se "cuele" en la agenda sobre estacionamiento medido. La semana próxima el tema desembarcará en las comisiones de Servicios Públicos y Gobierno.

Comentarios