Economía
Domingo 16 de Octubre de 2016

América latina atraviesa un mal momento económico

La economía regional tendrá una caída de 0,9 por ciento. Argentina tendrá una baja de 1,8 por ciento como consecuencia de las políticas de ajuste.

La actividad económica argentina se contraerá 1,8 por ciento este año, según estimaciones de la Comisión Económica para América latina y el Caribe (Cepal).

El país registrará una caída en su Producto Bruto Interno (PBI) de 1,8 por ciento este año, tendencia opuesta al crecimiento que percibirán sus pares del Cono Sur: en Bolivia será del 4,5 por ciento; en Paraguay del 4 por ciento; en Chile del 1,6 por ciento y en Uruguay del 0,6 por ciento.

Otros países que registrarán un crecimiento este año son la República Dominicana (6,5 por ciento); Panamá (5,4 por ciento); Nicaragua (4,5 por ciento); Guyana (4,4 por ciento); Costa Rica (4,2 por ciento), Perú (3,9 por ciento) y Colombia (2,3 por ciento).

Otros países de la región que retrocederán son Venezuela (-8 por ciento); Surinam (-4 por ciento), Brasil (-3,4 por ciento); Ecuador (-2,5 por ciento); Trinidad y Tobago (-2,5 por ciento).

América del Sur, con economías especializadas en la producción de materias primas, registrará una contracción del 2,2 por ciento, arrastrada por la caída que se prevé para Venezuela.

Así, América latina registrará una recesión de 0,9 por ciento este año, cifra superior a la prevista por el organismo en un informe en julio. Sin embargo, la Cepal espera un "repunte en la actividad económica" que se traducirá en un crecimiento del 1,5 por ciento.

La inversión. Para sostener el mayor crecimiento en 2017 hay que "dinamizar la inversión e incrementar la productividad para mantener una senda de crecimiento sostenido", afirmó Cepal, a la vez que señaló que " la inversión en infraestructura y en innovación tecnológica deben jugar un papel primordial".

También indicó que se debe procurar la sostenibilidad de las finanzas públicas de la región, con políticas que tomen en cuenta el impacto sobre la capacidad de crecimiento en el largo plazo, y las condiciones sociales de los habitantes de la región.

Ante la contracción económica actual, "la región necesita un cambio estructural progresivo con un gran impulso ambiental que promueva un desarrollo basado en la igualdad y la sostenibilidad ambiental, con políticas de inversiones públicas y privadas coordinadas para redefinir los patrones energéticos, de producción y consumo, basados en el aprendizaje y la innovación", remarcó la Cepal.

"De esta forma se avanzará hacia el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030", finalizó.

En 2017 "los precios de las materias primas evidenciarían mejoras con respecto a los niveles promedio de 2016 y se espera que el crecimiento de los socios comerciales de los países de la región sea mayor".

El organismo informó también que proyectó para el próximo año un crecimiento del 2,5 por ciento para la Argentina.

Comentarios