Escenario
Viernes 20 de Mayo de 2016

Alucinaria presenta sus canciones para resistir

El grupo presenta su nuevo disco, "Días de fuerza", un álbum pleno de inspiración y trabajo. Hoy, a las 21.30, en la Plataforma Lavardén, Sarmiento y Mendoza.

"No quiero paz/ quiero pelear para no desaparecer", canta Pablo Comas en "Días de fuerza", el nuevo disco de Alucinaria, y suena a un acto de resistencia. Pocas bandas se animan a dar un salto en su segundo álbum, y Alucinaria pertenece a esos casos aislados. El grupo rosarino que se completa con Federico Toscano (batería y percusión), Federico Oti (bajo) y Pablo Giulietti (guitarra) creció y se transformó desde su primer CD, el elogiado "La última rotación del sol" (2012), para entrar en nuevos caminos. "Días de fuerza" está marcado por la estética del trabajo introspectivo y del detalle, por una impronta artesanal de la canción. Hay melodías sensibles, psicodelia y arreglos renovados con instrumentos de cuerdas y vientos.

El disco acaba de salir a través de Bandcamp, donde puede comprarse y también escucharse gratis. Y esta noche la banda lo presentará en vivo. "El primer disco nos dio muchas satisfacciones, pero sabíamos que el siguiente paso en el estudio no iba a tener nada que ver con eso", contó Pablo Comas. "Todos escuchamos mucha música, somos muy inquietos, y las bandas que nos gustan son muy cambiantes. En el proceso de composición del álbum se fueron dos integrantes porque no entendían su lugar con respecto a los cambios. Había que aprender todo de vuelta. El disco se compuso a lo largo de 2013. Fue un proceso largo. Se compusieron 120 canciones y se fueron seleccionando. Fueron años de mucho trabajo, pero estamos contentos con el resultado", resaltó.

El primer trabajo de Alucinaria está lleno de guitarras eléctricas. En "Días de fuerza", en cambio, se destaca la incorporación de viola y violín, cello, corno francés y trompetas. "En el indie la sencillez está muy ponderada. Y en esto de la simplicidad a veces hay una pose que no es nada espontánea y que no enriquece nada", opinó el cantante. "En lo personal tengo un agotamiento con los instrumentos del rock. Me parece que ya están usados muchas veces y de la misma manera. Incluir otros instrumentos fue todo un riesgo, porque en la banda nadie sabe escribir música, pero hicimos un trabajo muy bueno con los músicos invitados, que tocan en la Sinfónica Provincial", explicó.

Beatles y Beach Boys. Según el líder del grupo, en este disco están más marcadas las influencias de los Beatles y los Beach Boys. "Siempre nos emocionó mucho la época más barroca y psicodélica de las dos bandas", aseguró, y nombró clásicos como "Pet Sounds", "Sgt. Pepper", "Magical Mistery Tour" y el "Album Blanco". "También hay influencias extramusicales, de filosofía y de terapia", apuntó. "No es autoayuda, pero hay una cosa terapéutica. En ese sentido no es un disco muy condescendiente. Nuestro primer disco es más amable. Este no", subrayó.    

El título de "Días de fuerza" encierra un concepto. "Todo el disco está cruzado por temas como el control, las pérdidas y las obsesiones", dijo Pablo Comas. "Uno de los conceptos del disco es que aquello que te cobija demasiado te da demasiada comodidad, y entonces uno pierde fuerza, se convierte en alguien débil. El «Días de fuerza» es una paradoja, porque este disco nace de la debilidad. Lo de «días de fuerza» es más una expresión de deseo", contó.

El disco todavía no se editó en formato físico, pero hay posibilidades de que el CD salga a fin de año. "El disco físico perdió valor. Y, lamentablemente, en una sociedad de consumo, todo lo que pierde valor físicamente empieza a perderlo simbólicamente también", analizó el cantante. "Además la idea de álbum está desapareciendo poco a poco. «Días de fuerza» está pensado como álbum porque es una especie de resistencia a ese cambio", afirmó.

Una visión crítica. Alucinaria es una de las bandas emergentes más interesantes de la escena de rock rosarina, pero Comas disparó que en Rosario "no existe ninguna escena". "Lo que puede vislumbrarse como una escena son las ganas terribles de un grupo de gente que siempre es la misma. Es gente que hace años que viene insistiendo y buscando que la gente en la ciudad levante un poco la mirada. Pero no hay una escena, no hay productores y hay pocos periodistas interesados. Hay mucho talento, siempre lo hubo, pero tenemos todo por aprender. La Plata es una ciudad que da lecciones en ese sentido, de cómo fabricar una escena. Y lo hace a través de la Universidad. Acá la Universidad Nacional de Rosario no puede ayudar en nada porque está podrida como institución, entonces no tiene maneras de colaborar ni de insertarse en la comunidad", opinó.

El músico agregó que "hay muy poco público. Hay mucha gente tocando y el público cada vez se va achicando. Hace rato que el rock como cultura está en una transición, se está convirtiendo en algo selecto y de culto, como pasó hace años con el tango y con la música clásica. Ahora se consumen otros contenidos, como videojuegos, televisión o música y películas que no interpelen nunca. Se pide música que no haga pensar, que sea algo muy ligero", analizó.

Aún en ese contexto, los Alucinaria apuestan a presentar su nuevo disco en distintas ciudades y formatos. "Queremos convertir la banda en algo más itinerante", dijo el cantante. "La idea es que se pueda presentar el disco de muchas maneras, como en ciclos de cine o de lectura, o en formatos acústicos, eléctricos u orquestales. Nos gustaría mostrar el disco en diferentes facetas", concluyó.

  • Alucinaria se presenta hoy, a las 21.30, en la Plataforma Lavardén, Sarmiento y Mendoza.


Comentarios