Edición Impresa
Viernes 30 de Septiembre de 2011

"Altos consejos" sobre educación sexual para los chicos de Ludueña

Se trata de un proyecto que capacitará a los jóvenes para que a su vez enseñen a otros sus derechos. Se presenta hoy

El aumento de los embarazos adolescentes es una realidad en constante crecimiento en barrio Ludueña. Sumado esto a situaciones de violencia y maltrato, la realidad de muchos chicos de la zona se torna bastante aguda. Frente a este escenario, en octubre arranca "Altos consejos", un proyecto que capacitará a jóvenes en educación sexual y perspectiva de género. La idea es que sean ellos los que luego ayuden y acompañen a otros chicos a enfrentarse a los retos que atentan contra sus derechos.

"Si tenés entre 13 y 18 años sumate a los primeros dos encuentros del proyecto Altos Consejos sobre derechos sexuales", dice uno de los volantes que comenzaron a distribuir en el barrio. El martes 11 de octubre por la tarde (en el Centro de Salud Roque Coulin) y el jueves 13 por la mañana (en el comedor Betania del cura Montaldo) serán las primeras charlas y talleres.

Sin embargo, el lanzamiento barrial del proyecto es esta tarde, desde las 15, en la Plaza de Pocho, de Larrea y Vélez Sársfield. Habrá bandas en vivo, espectáculos para los chicos y stands de distintas organizaciones barriales. También compartirán los festejos de la primavera con los distintos espacios que conforman el Bodegón Cultural "Pocho Lepratti".

Altos Consejos apunta a brindar a los chicos un dispositivo de educación y asistencia integral "basado en la articulación de los espacios de salud y educación de la zona", apuntan los organizadores de la movida.

Bajo esta dinámica, el trabajo está destinado "a lograr una mayor apropiación de los adolescentes de sus derechos sexuales y reproductivos, previniendo las enfermedades de transmisión sexual y promoviendo el ejercicio de una vida sexual responsable, con el propósito de que se conviertan en multiplicadores entre sus pares y sostengan espacios de consultorías juveniles en las distintas instituciones, durante y una vez concluido el proyecto".

"Se busca una mayor apropiación de los adolescentes de sus derechos sexuales y reproductivos, y la prevención de enfermedades"

Luces de cambio. Así, y en una barriada popular donde el día a día realmente duele, las pequeñas luces de cambio se siguen encendiendo. Esta vez es gracias a este nuevo proyecto surgido de esa profunda red de trabajo voluntario que se teje en el Ludueña, y que encuentra en el sacerdote salesiano Edgardo Montaldo a su principal referente y ejemplo de compromiso social.

Mari Suárez pertenece al grupo Desde el Pie que funciona en un cuartito ubicado en el primer piso del comedor Betania. Es una de las promotoras de esta iniciativa, y cuenta a La Capital por qué decidieron llamar así a este espacio: "El nombre surgió de la jerga juvenil, porque los chicos cuando quieren decir que algo es bueno le dicen alto. Y la idea es que estos consejos que van a recibir de sus propios pares también lo sean".

Ludueña2
Montaldo junto a las chicas que participan del proyecto.
Montaldo junto a las chicas que participan del proyecto.

Organizaciones. Esta propuesta suma los brazos de distintas organizaciones, como la Escuela Primaria Nº 1.027, la secundaria Don Bosco, la Técnica de Capacitación Laboral Nº 61 Nazareth, el Centro de Acción Familiar Nº 16, Centro Territorial de Referencia Nº 18 (ex Centro Crecer), el Centro de Día Saltimbanqui, la ONG Desde el Pie, el Centro de Salud Carrillo y Centro de Salud Roque Coulin.

Vulnerables. Los responsables de llevar adelante Altos Consejos se encargan de trazar un perfil de los chicos a los que va dirigida esta tarea: "Los adolescentes con quienes apunta a trabajar este proyecto son integrantes de grupos familiares en situación de múltiples pobrezas, realidad que viene repitiéndose por más de cuatro generaciones, exponiendo a los mismos a la vulneración sistemática de sus derechos".

El acceso, permanencia y egreso de la educación dentro del circuito de la educación formal es otro de los rasgos centrales sobre el que se propone trabajar este nuevo espacio barrial de Ludueña. Máxime teniendo en cuenta los problemas derivados de la maternidad temprana, lo que lleva a muchas chicas a dejar las aulas.

Desde el Centro de Salud Roque Coulin —otra de las organizaciones participantes de esta iniciativa— aportan un dato concreto sobre este tema: mientras que en 2006 la cantidad de embarazos adolescentes representaba en el barrio un 25,4 por ciento del total, tres años después esa cifra trepó al 35,9 por ciento. Una cifra más que alarmante para el barrio.

"La idea es que la edad en la que se produce un embarazo pueda ser elegida y pensada, pero si esto no es posible, que al menos las adolescentes tengan la posibilidad de seguir adelante y no sientan que se les truncan la vida y sus sueños", concluye Mari Suárez.


Ludueña3
Los integrantes del proyecto, delante del mural pintado en el ingreso al comedor.
Los integrantes del proyecto, delante del mural pintado en el ingreso al comedor.

Un mural por las mujeres

Junto a integrantes del espacio Arte por la Libertad y vecinos del barrio, la ONG Desde el Pie realizó un colorido mural que se encuentra a la entrada del comedor Betania. "Expresa la rueda de la vida de las mujeres, donde también interviene la mirada que condiciona y las que posibilitan cosas", explica Mari Suárez.

En Desde el Pie realizan talleres y capacitaciones "desde una perspectiva de educación no formal de reconstrucción de la mujer".

Comentarios