Jueves 25 de Agosto de 2016

Allanan un convento de monjas que eran sometidas a torturas físicas y psicológicas

Una investigación periodística reveló los sometimientos que sufren las religiosas que están en claustro. "Encontramos instrumentos de castigo", anticipó el fiscal.

La Justicia de Entre Ríos allanó el convento de la orden de las Carmelitas Descalzas de Nogoyá, tras una denuncia periodística que alertó por torturas físicas y psicológicas a las monjas que están en claustro.
Según el informe difundido por la revista Análisis se detallan condiciones de vida y castigos intramuros como desnutrición, autoflagelación, uso del látigo y el cilicio, un elemento de tortura del medioevo.
"Se encontraron los elementos de castigo que denunció la investigación periodística de Análisis", informó el fiscal Federico Uriburu.
La investigación periodística se extendió por casi dos años y comprendió a exreligiosas, familiares de estas y profesionales de la salud de la mencionada localidad. Entre los castigos relevados detectaron el uso habitual del látigo y el cilicio para auto flagelarse; además de casos de desnutrición y la pprohibición "de no hablar" de lo que sucede.
Varias de las ex monjas están con tratamientos psicológicos en Entre Ríos o Santa Fe, por las secuelas que tuvieron.
convento.jpg
El convento fue allanado por la Justicia.
El convento fue allanado por la Justicia.

Comentarios