Policiales
Viernes 02 de Diciembre de 2016

Allanamientos, presos y juicio abreviado para dos

El 9 de marzo pasado el fiscal de Investigación y Juicio Fernando Dalmau llevó adelante unos 30 allanamientos en el barrio Cabín 9 donde, según sus propias palabras, "se logró desbaratar a la banda de «Los Cuatreros»". Entonces, en una conferencia de prensa, el funcionario la definió como "una organización criminal presuntamente dedicada a la venta de droga que tenía aterrado al barrio a sangre y fuego".

En el procedimiento, del que participaron más de 200 policías de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE), la Policía de Acción Táctica (PAT) y la División Judiciales de la Unidad Regional II, fueron detenidas 13 personas de las cuales sólo seis siguieron bajo proceso.

El fiscal Dalmau aseguró además que "si bien es una banda que podría tener relación con el tráfico de estupefacientes, lo que es un delito federal, nosotros trabajamos sobre las denuncias de los vecinos por ataques con armas de fuego ya que, con una fuerte presencia en el territorio, se dedicaban a intimidar a los vecinos y varios resultaron con heridas y otros con sus casas usurpadas y convertidas en quioscos de venta de drogas".

Un mes más tarde, el 24 de abril de este año, el mismo fiscal Dalmau y el abogado Lucas Wojtasik acordaron un proceso abreviado que homologó la jueza penal Hebe Marcogliese para los dos principales imputados. A Roberto "Narigón" Cabrera, sindicado como el jefe de Los cuatreros, le dictaron una pena de 4 años de cárcel; y a su hijo, Matías Antonio Cabrera, de 18 años, 3 años de prisión condicional, aunque el fiscal Miguel Moreno lo acusó luego por un robo calificado seguido de muerte cometido en Pérez el 21 de febrero último y que le costó la vida a Mario Alberto Lucci, de 43 años, por lo cual al muchacho le dictaron la prisión preventiva sin plazo.

Comentarios