Edición Impresa
Sábado 23 de Agosto de 2014

Alianza pública para reflotar la ganadería

(Por Florencia Sambito). _  La provincia, el Inta y la Facultad de Agrarias organizan una actividad para promover los planteos mixtos en la zona sur.

Los organismos y las universidades públicas vinculadas con la actividad agropecuaria trabajan intensamente en acciones para recuperar el protagonismo de la ganadería. En ese camino, el Ministerio de Producción de Santa Fe, el Inta y la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), organizaron las 5ª jornadas internacionales de actualización ganadera para la Pampa Húmeda que tendrán lugar el 25 y 26 de agosto próximos, en Rufino.

En el marco de la presentación de esta actividad, el coordinador técnico del área de ordenamiento territorial del Ministerio de la Producción de la provincia de Santa Fe, Mario Monti, afirmó que se tiene muy bien medido el tema de ganadería en la región a través de los planes de vacunación de aftosa y de brucelosis. "En la zona de Rufino, tomando desde el extremo sudoeste del departamento General López, cuando se comenzó en el año 1995, se vacunaban 220.000 cabezas aproximadamente. Ahora estamos alrededor de las 106.000". Es decir que, en el término de 20 años, "se perdió el 50 por ciento de la existencia ganadera", indicó.

¿Qué sucedió en estos veinte años? Lo que ocurrió, según explicó Monti, es que el propietario de la tierra dejó de ser el productor agropecuario, en tanto dio en renta el campo con aptitud agrícola. Y quedan los desperdicios, que son muchos —en el departamento de General López, que tiene 1.600.000 hectáreas se calcula que el 25 por ciento no tiene aptitud agrícola— superficie que queda sin explotación. "La laguna y todo el sector periurbano quedaron sin explotación. Las superficies son pequeñas proporcionalmente dentro del establecimiento y no da para tener un pequeño rodeo y pagar al empleado, por eso queda en desperdicio", señaló Monti.

Sobre ese punto, desde el Ministerio de Producción provincial observan que lejos de ganar, se ha perdido en eficiencia, en tanto se reduce superficie productiva. Otro de los problemas que se le atribuyen a esta situación es que hay un impacto negativo en cuanto al tema inundaciones. "Más allá de que las inundaciones se produzcan por una lluvia torrencial, es cierto que el sistema está menos receptivo para absorber esa lluvia. Se producen excedentes hídricos que obligan a obras cada vez más importantes", dijo el especialista.

De ese análisis surge la idea de revalorizar la ganadería y fortalecer los sistemas mixtos. Tiene que ver con empezar a aprovechar los espacios inutilizados, que pueden ser complementarios con otras actividades como la forestación, la apicultura, etc. "Se trata de aumentar la rentabilidad del productor agropecuario, usando esos espacios, pero a la vez mejorando y aportando con sustentabilidad a la agricultura en un esquema de rotación pastura- agricultura", concluyó Monti.

Por su parte, el director del Centro Regional del Inta Santa Fe, José Luis Sponton, asumió que, con su trabajo en el sur de la provincia, están tratando de que la producción ganadera vuelva a reflotar y tener la trascendencia que tenía en la Pampa Húmeda en años anteriores. "Es un desafío porque, a nivel país, esta es la principal cuenca productora ganadera y es también la que tiene mejores índices productivos. La Pampa Húmeda argentina no sólo debe ser productora de granos, sino que también tiene la responsabilidad por sus condiciones agroecológicas de ser la productora de carne del país", dijo.

Consideró al respeto que esto se logra no sólo con responder a las características productivas sino también apuntar a la complementariedad y a la diversificación de los sistemas productivos, esto es, sistema ganadero mezclado con los sistemas agrícolas, para que entre ambos pueden potenciarse y generar sinergias para cada una de las empresas y toda la región.

Roberto Tión, secretario del Sistema Hídrico Forestal y Minero del Ministerio de Producción de Santa Fe, se expresó en el mismo sentido. "Si esta jornada tuviera lugar en el noroeste o el norte de la provincia de Santa Fe, nos llamaría la atención, porque son lugares casi exclusivamente de ganadería. Pero llevarla al sur de la provincia, donde prima la agricultura, persigue la idea de mostrar que es posible hacer una ganadería rentable, aplicando la tecnología que se utiliza en la agricultura, con mucho menor costo".

De ese modo, explicó Tión, se podría no solo estar compitiendo con la agricultura sino hacerla mucho más rentable y sobre todo, mucho más sustentable, con menos vulnerabilidad y más predictibilidad.

Asimismo, describe como "una tarea muy difícil" para el Ministerio de Producción lograr que los productores vuelvan a volcarse a lo que hace muchos años atrás era la actividad casi por excelencia, la ganadería.

"Es nuestra responsabilidad y desafío demostrar que hay otra posibilidad de producir", dijo. Según los datos que presenta, nuestro país, con 50 millones de cabezas en su territorio, exporta menos que Uruguay, con 10 millones de cabezas. "Obviamente, algo está fallando. Faltan políticas para que el productor ganadero tome confianza", declaró.

PARA ATRAS. Lo cierto es que la Argentina perdió mercado detrás de Paraguay, Brasil, Chile y Uruguay. Según explicó Tión, la reducción del stock ganadero en el país no ha sido producto de una cuestión climática, sino "invadida por políticas erradas". Citó por caso que para "hacer una agricultura, inclusive en el mercado privado, cualquiera puede iniciarse porque consigue créditos a muy corto plazo. En cambio, no hay créditos a largo plazo para esperar un ciclo ganadero en nuestra provincia, ni en nuestro país, uno que permita invertir la mitad de lo que significa una agricultura para hacerse de un rodeo y esperar el ciclo productivo entre 4 o 5 años".

El funcionario explicó que "si alguien quiere volver a la ganadería, debería contar con las herramientas ya que, aunque es mucho más lento que una agricultura, el resultado es mucho más productivo".

Tión coincidió con Monti la señalar que fijar una política a largo plazo, cuando el actor en la producción no es el dueño del campo, es muy difícil.

PRESENTE Y FUTURO. En palabras de Tión, hoy Argentina va a seguir produciendo, así como la provincia de Santa Fe. "El resultado no se va a sentir en los consumidores del mundo ni el país porque se va seguir produciendo, aún con menor stock ganadero, pero nos preocupa que desaparezcan los productores".

En cuanto al "mensaje nacional de no a la exportación de carne porque queremos un pueblo que coma carne", Tión lo considera un verdadero desatino. Replica que Uruguay está exportando a mayor precio que Argentina y a la vez, el consumidor uruguayo compra la carne a precio más barato y está alcanzando el consumo per cápita nacional. Mientras tanto, al consumidor local la carne "le cuesta muchísimo", y está decreciendo en el consumo. "Lo que no hace Argentina, lo hacen los otros países", dijo.

Comentarios