Escenario
Jueves 12 de Enero de 2017

"Aliados", un amor repleto de mentiras que desafía la crueldad de la guerra

El ganador del Oscar por "Forrest Gump", Robert Zemeckis, dirige este drama romántico protagonizado por Brad Pitt y Marion Cotillard

Brad Pitt y Marion Cotillard se convirtien en "Aliados", en el nuevo filme del director Robert Zemeckis, el ganador del Oscar por el clásico "Forrest Gump". La película que se estrena hoy en Rosario se sitúa en el año 1942, en medio de la Segunda Guerra Mundial. Allí, Pitt encarna a un agente que se enamora de otra agente francesa durante una peligrosa misión en el norte de Africa.

Pero al poco tiempo, los superiores de Vatan (Pitt) le comunican que Marianne (Cotillard) podría ser en realidad una agente doble al servicio de los nazis. Será entonces cuando, dolido por el reciente descubrimiento, empiece a sospechar y lleve a cabo una investigación para descubrir la verdad sobre su esposa. ¿Tendrá que matarla si efectivamente es así? "Aliados" llega a la gran pantalla acompañado de rumores mediáticos ya que el final del rodaje coincidió con la ruptura del matrimonio entre Brad Pitt y Angelina Jolie, lo que despertó fuertes rumores de un presunto romance entre Pitt y Cotillard que ésta se encargó de desmentir.

"Esta es una historia que habla de confiar en la persona que amas mientras llevas una misión a cabo", contó Brad Pitt en una de las pocas entrevistas que dio. Después de los rumores, y por recomendación de sus asesores, el protagonista de "Bastardos sin gloria" y "Guerra Mundial Z" decidió cancelar todas las entrevistas de la gira y ha dejado a Cotillard sola ante los micrófonos.

"Me encanta el cine americano de los años 40 y 50, y este guión me recordaba a esas películas con las que soñaba de pequeña", aseguró la actriz francesa que dio el salto a Hollywood en 2003 con "El gran pez" de Tim Burton y luego se consolidó como una estrella al ganar el Oscar por su interpretación de Edith Piaf de "La vida en rosa".

"Los amantes del círculo polar? es una de mis películas favoritas y Medem es un director increíble", afirma. "Pero hay tantas cosas que hacer en la vida, tendría que retomar las clases, quizá hacer una película española para aprender de una vez".

El guion de "Aliados" cayó en manos de Cotillard por primera vez hace cuatro años y ya entonces se enamoró de la historia, que relata el enamoramiento de una pareja de espías que se conocen en Casablanca en una misión suicida en 1942.

Por entonces el proyecto aún no tenía director ni reparto. Cuando tres años después le volvieron a hacer la propuesta, ya estaban a bordo Zemeckis ("Regreso al futuro") detrás de las cámaras y Pitt como coprotagonista. "Eso lo hizo aún más excitante", confiesa. Acostumbrada a dramas intensos como "De óxido y hueso" (2012), en la que pierde ambas piernas, o "Dos días, una noche" (2014), en la que sufre los estragos del desempleo, esta vez la actriz se enfrenta a una historia más ligera, con el amor en el centro.

"Es un thriller de espionaje, pero el tema principal es el amor, cómo el amor sobrevive en tiempos de guerra, especialmente cuando los dos amantes tienen un trabajo como el que tienen, de espías", explicó sobre este filme que tiene una nominación a los premios BAFTA a mejor diseño de vestuario.

En su opinión, la película, además de ser entretenida, plantea preguntas "profundas" sobre el amor y la confianza. Preguntada por cuál ha sido su principal aprendizaje al respecto, le cuesta responder.

"Nunca sé explicar qué es lo que me llevo de los personajes, sólo sé que se trata de explorar el alma humana cada vez más profundamente, pero nunca sé exactamente cómo explicarlo", sentenció.

Las locaciones del filme se dividieron entre Londres y las Islas Canarias en España. "Fue muy bueno filmar en exteriores ya que estuvimos varios meses rodando dentro del set. Es una isla hermosa, me gustó mucho", destacó Pitt a la prensa, al mismo tiempo que Cotillard acordó con su marido en la ficción y dijo que "fue el lugar ideal para terminar el rodaje de la película".

En cuanto a cómo fue trabajar bajo el mando del legendario Robert Zemeckis, Pitt dijo que "fue un gran placer". Para Cotillard "es un privilegio tener la oportunidad de trabajar junto a Robert ya que sus películas contienen aspectos muy profundos". "Zemeckis genera magia, sabe cómo fusionar el entretenimiento con grandes historias", destacó la actriz.

Después de "Aliados", Cotillard tiene varios estrenos pendientes aún: "Assassin's Creed", el 19 de enero en Argentina, donde comparte protagonismo con Michael Fassbender y el año que viene la francesa "Rock'n Roll", una comedia musical con guión y dirección de su marido, Guillaume Canet, en la que ambos harán de sí mismos.

Por su parte, Pitt tiene una agenda completa de compromisos, ya que además de atender su divorcio con Jolie, estrenará dos películas "Guerra Mundial Z 2" y "War Machine".

desafío. "Esta historia habla de confiar en la persona que amas", dijo Pitt.

Comentarios