Turismo
Domingo 17 de Julio de 2016

Algo más que nieve

San Carlos de Bariloche tiene novedades para disfrutar en la nieve y en la ciudad, más allá del centro y el cerro Catedral.

San Carlos de Bariloche tiene novedades para disfrutar en la nieve y en la ciudad, más allá del centro y el cerro Catedral. La ciudad es la más poblada de los Andes Patagónicos y se encuentra ubicada en el Parque Nacional Nahuel Huapi, en la provincia de Río Negro.

   Despliega su belleza a través de una larga avenida costanera llamada Exequiel Bustillo, que llega hasta el Hotel Llao Llao, a unos 25 kilómetros del centro de la ciudad. Sus reservas naturales, que incluyen lagos, bosques y montañas, y sus destacadoscentros de esquí son el principal atractivo y sustento económico de esta ciudad. En cualquier época del año, desde San Carlos de Bariloche, se pueden disfrutar las variantes que la naturaleza ofrece. Pero hay algo más para visitar y divertirse.

Piedras Blancas. Es un importante polo de atracción turística con características propias y exclusivas que lo diferencian totalmente de otros centros invernales. Es además un lugar con historia ya que fue allí donde comenzó a desarrollarse el esquí en Argentina, con la primera escuela dirigida por Otto Meiling. Hay mucho para hacer en Piedras Blancas: trineos, aerosilla y un divertido zipline. Se puede disfrutar del verdadero trineo en la nieve: son tres mil metros de pistas exclusivas, seguras y con curvas increíbles.

Centro de Esquí Nórdico. El lugar ideal para disfrutar del esquí de fondo, caminatas con raquetas para nieve, paseos en trineos tirados por motos de nieve, andar en cuatriciclos y por la noche una aventura diferente que termina con una cena en la montaña a la luz de antorchas. El Centro tiene un refugio, que por las noches recibe a los turistas que disfrutan de este paseo especial conocido como "Noches Nórdicas".

Refugio Berghof. Para vivir una experiencia de montaña, este es el lugar indicado. Aún guarda la estructura original del pionero Otto Meiling, que permite conocer la historia del esquí y el andinismo en la región. El refugio ofrece servicios y mantiene el espíritu de la montaña.

   El camino, mientras se realiza el ascenso, regala varias de las vistas más espectaculares de Bariloche, adivinándose en el horizonte la isla Victoria y la isla Huemul. Se puede llegar en forma individual o a través de excursiones que salen desde el centro de la ciudad.

Refugio Neumeyer. Nieve. Mucha nieve y una nueva experiencia en un lugar tradicional en la historia del turismo de Bariloche. A sólo 20 kilómetros del centro de Bariloche, en un asombroso bosque de lengas, y con mucha nieve durante todo el invierno, el corazón del Parque Nacional Nahuel Huapi es el escenario ideal para realizar actividades recreativas de montaña.

Comentarios