Edición Impresa
Jueves 25 de Agosto de 2011

Alfano, ni olvido ni perdón

Fue la más deseada. La fantasía de los muchachos del barrio y de los más poderosos.

Fue la más deseada. La fantasía de los muchachos del barrio y de los más poderosos. Tapa de revistas, foto de poster en las gomerías, era la chica linda para el abuelo, el padre y el hijo. Y sin que mediase ningún mérito artístico saltó hasta el cine y la tele.

Pero su obsesión por la fama fue su tumba. Se operó la cara hasta desfigurarse, después las lolas y la cola. Salió muchas veces en TV sin bombacha, se bañó sin ropa interior en el aquadance de Tinelli e integró el jurado más polémico de “ShowMatch”. Y todo se le perdonaba.

Hasta que cruzó el charco. Esta semana se difundió su romance con el almirante Emilio Massera. Ahora su belleza está manchada con sangre.

Alfano, retirate de la pantalla. Tu presencia es un insulto para una Argentina en la que soplan aires de cambio y compromiso social. Tu poster ofende. Ni olvido ni perdón.

Comentarios