Policiales
Martes 18 de Octubre de 2016

Alexis Caminos, imputado de un crimen, en la mira por otros delitos

Está mencionado en diez legajos penales de la Fiscalía de Investigación y Juicio por amenazas, usurpación y abuso de armas.

Protegido por un chaleco antibalas, semioculto bajo un casco del uniforme penitenciario que resistió quitarse por cuestiones de "seguridad", Alexis Caminos fue sometido a una audiencia penal por el crimen de Mariela Miranda ocurrido en marzo pasado. Fue imputado de actuar como partícipe primario en el homicidio de la mujer, que era la madre de los hermanos Funes, con quienes mantiene una confrontación violenta en el barrio donde alguna vez dominó su padre, el asesinado ex jefe de la barra de Newell's Roberto "Pimpi" Caminos. El joven fue acusado de conducir la moto desde la cual descargó una decena de disparos quien iba como acompañante.

"Su señoría, ¿el imputado se puede sacar el casco?". La audiencia arrancó con ese inusual pedido de la fiscal Marisol Fabbro. "Que exhiba su cabeza completa. No se le ve la cara", insistió. Los custodios camuflados, de armas largas y pasamontañas que escoltaban al joven de 20 años, sólo balbucearon que Alexis llevaba casco por razones de seguridad. Para el juez Luis María Caterina, semejante resguardo no tenía sentido dentro de la sala y ordenó que se lo quitara. Finalmente ordenó que quede en prisión preventiva sin plazo.

Esa no es la única medida judicial que mantiene preso a Alexis. Ayer la jueza de Menores Carolina Hernández le dictó la prisión preventiva un homicidio —el de Claudio Fernando Ruiz en 2012— del que fue declarado autor como menor de edad y hoy será imputado en otros diez de legajos penales de la fiscalía de Investigación y Juicio por delitos de amenazas, usurpación y abuso, tenencia y portación de armas.

Ataque. Alexis fue apresado el sábado por gendarmes frente a su departamento de Grandoli y Lamadrid, en el barrio Municipal. Estaba sindicado en el crimen de Mariela Griselda Miranda, una mujer de 35 años que el 11 de marzo pasado estaba frente a su casa de Ayacucho y Uriburu cuando fue atacada a tiros desde una moto. Una bala 9 milímetros que le ingresó por la espalda le provocó una lesión cardiopulmonar letal.

Según la fiscal, a las 14.15 se acercó a la casa una moto Honda Tornado blanca y roja con Alexis al mando. Fabbro dijo que como acompañante iba Juan A., un muchacho que tiempo atrás fue detenido por el hallazgo una pistola 9 milímetros Hi Power classic en su mesa de luz. Le dicen Juanchi y quedó preso, acusado de portar el arma. Luego uno de los hermanos Funes lo mencionó como el tirador y esta semana será imputado por el homicidio. Mientras tanto se espera el cotejo de esa arma con las vainas del mismo calibre halladas en la escena del crimen.

Cuando balearon a Miranda, su esposo llegaba a su casa en bicicleta. Alcanzó a ver la retirada de los atacantes y trasladó a la mujer hasta el Hospital Roque Sáenz Peña. En la guardia se encontró con dos primos de Alexis: Cristian U., de 20 años; y Fernando Andrés C., de 24. Los señaló como los asesinos de su esposa y los detuvo la policía. Fuera de sí, el viudo persiguió al patrullero con un arma al parecer con la intención de vengarse. Sin embargo los primos fueron desvinculados porque se demostró en las filmaciones que estaban en el hospital desde antes del crimen.

Este hombre planteó que el crimen fue en venganza porque dos días antes su madre había denunciado que dos muchachos, uno de ellos Alexis, intentaron usurpar su casa de Grandoli y Alice. La mujer dijo que portaban armas de fuego y que la amenazaron para que se fuera pero desistieron por la intervención de sus vecinos. Entonces aparecieron pintadas en el barrio diciendo "Los Funes batieron la cana en fiscalía".

Los testigos. El ataque ocurrió mientras Miranda, junto a su nene de 3 años, conversaba en la vereda con sus hijos Alan y Jonathan, y un amigo de ambos. Ellos vieron llegar una moto con dos ocupantes, ambos con casco. "Los veo portando un arma de fuego EM_DASHuna pistola, porque no tenía tamborEM_DASH plateada. Frenaron el envión y empezaron a disparar. Yo agarré al nene y me fui corriendo por el pasillo con Jonathan. Cuando terminaron los tiros la veo a Mariela llena de sangre", contó el amigo.

Jonathan contó que la moto se acercó en contramano por Ayacucho, el acompañante lanzó una primera ráfaga y luego de pasar detrás de un colectivo rojo estacionado en la puerta tiró "entre dos y tres" disparos más. "Mi mamá estaba yendo al pasillo y uno de esos tiros le pegó por la espalda". La moto se fue por Ayacucho hacia el sur. Estos testigos describieron a los agresores, pero no pudieron identificarlos. Recién meses más tarde declaró Alan Funes quien sindicó a Alexis y a Juan A.

"Yo los reconocí. El que iba manejando era Alexis Caminos. Y el que iba de acompañante era Juanchi A. Yo los reconozco porque había bronca con nosotros. Cuando ellos empezaron a tirar nos agachamos atrás del Peugeot 207 negro de mi papá que estaba en la vereda. El último tiro fue el que hirió a mi mamá".

El defensor Marcos Cella objetó ese testimonio por "tardío"; la fiscal explicó que el muchacho estaba prófugo en otra causa y recién declaró al caer detenido. "Pasaron seis meses para que alegremente venga uno de los Funes y diga que el que manejaba era Alexis. Esto no es serio, es una mentira. Los Funes son gente de temer", cuestionó el abogado.

El juez Caterina cerró el debate. Le dictó al acusado la prisión preventiva sin plazo, dejó a consideración del Servicio Penitenciario su pedido de ser trasladado desde Coronda a una cárcel más cercana y también el de ser retirado del buzón de resguardo. Como Alexis murmuraba en medio de esa disertación final, el juez lo cortó en seco: "Estoy hablando señor Caminos".

Comentarios