Economía
Martes 07 de Junio de 2016

Alerta por el derrumbe de las ventas minoristas en mayo

La Came informó que la comercialización bajó durante ese mes un 9,2 por ciento. Menor consumo, tarifas e importación, un coctel fatal.

Las ventas minoristas bajaron 9,2 por ciento en mayo frente a igual mes del año pasado y registraron el quinto mes consecutivo de caída. Así lo informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), cuyo secretario, Vicente Lourenzo, advirtió sobre el panorama crítico que enfrentan las pequeñas y medianas firmas.

La caída en las ventas, la apertura de las importaciones que perjudican a sectores industriales sensibles, el crecimiento de la litigiosidad laboral y el alto costo financiero para descontar cheques, representan las grandes preocupaciones de las pequeñas y medianas empresas, de acuerdo con un relevamiento realizado entre representantes de las distintas cámaras del sector.

"Nuestra mayor preocupación pasa por la caída del consumo, que tiene relación directa con el poder adquisitivo de la gente", remarcó el secretario de prensa de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (Came), Vicente Lourenzo.

Por su parte, el coordinador de la mesa de industriales bonaerenses, Daniel Rosato, afirmó que "la caída de las ventas en algunos sectores ronda el 30 por ciento".

Si bien el empresario aclaró que la situación no afecta a todos los sectores por igual, remarcó que el ingreso de productos chinos y la situación crítica de Brasil configuran dos escenarios preocupantes para la industria nacional.

En este contexto, el próximo jueves más de 300 empresarios y directivos de pymes industriales nacionales participarán de una reunión en la comisión de Industria de la Cámara de Diputados de la Nación, en la que le presentarán a su presidente José Ignacio de Mendiguren una serie de propuestas dirigidas a mejorar la situación del sector.

Según el último sondeo mensual de Came sobre ventas minoristas, la caída en el consumo "se sintió en todo el país, y se combina con las subas de costos que tienen los comercios frente a los ajustes tarifarios y otros incrementos, que los limita para lanzar ofertas o promociones que ayuden a reactivar el comercio".

En ese contexto, los negocios finalizaron el mes con muy bajos niveles de ventas y serios problemas de liquidez.

Con la excepción del rubro farmarcias, el resto de los rubros que componen la oferta minorista cayeron en el mes.

Las bajas anuales más fuertes se sintieron en electrodomésticos y artículos electrónicos, con un 19,6 por ciento.

También cayeron los rubros bijouterie, con un 13,1 por ciento; materiales para la construcción, con un 12,7 por ciento; bazar y regalos, con un 11,9 por ciento; y ferreterías, con un 11,6 por ciento.

"El programa Ahora 12 ayudó a contener la caída, pero ya no alcanza como política para empujar el consumo porque la gente está enfrentando problemas financieros y evita endeudarse", consideró el informe.

Los comercios, en tanto, fueron más austeros con las políticas de descuentos ya que prácticamente se quedaron sin resto para absorberlos, evaluó.

Comentarios