Caso Perassi
Lunes 24 de Octubre de 2016

Alberto Perassi y su custodio fueron demorados por la policía por usar chaleco antibalas

El padre de Paula Perassi fue a Entre Ríos a una competencia de automovilismo y fue llevado a la comisaría junto a su custodio de la policía federal. Llamó a Maximiliano Pullaro que frenó el procedimiento.

Alberto Perassi, el padre de Paula quien de manera incansable busca a su hija que desapareció hace cinco años cuando estaba embarazada, sufrió una incómoda situación el domingo en la provincia de Entre Ríos donde asistió con amigos a una carrera de automovilismo. Ahí cuatro policías lo llevaron demorado a la comisaría junto a su custodio de la policía federal por usar chaleco antibalas. Ante el desproporcionado procedimiento llamó al ministro de Seguridad de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, que frenó la detención.
En declaraciones a "Todos en La Ocho", Perassi relató lo sucedido: "Un par de amigos ayer me invitaron a ver una competencia de automovilismo donde corre un amigo, lo hice como tantas otras veces porque me gusta ese deporte, fuimos a la mañana, vimos el espectáculo, comimos un asado. De repente a la tarde se acerca una policía que estaba en el predio donde había mucha gente y pide identificación al agente federal que estaba con un chaleco antibala y solicita que saque el cargador", dijo para recordar que cuando traspasa los límites de su casa siempre está acompañado por custodia de la Policía Federal.
Perassi contó que el agente se niega a sacar el cargador. "Le responde a la mujer policía que no corresponde su solicitud, ella le dice que él 'no tiene jurisdicción' y este responde que 'tiene jurisdicción en toda Argentina', eso termina ahí", agrega.
"Pero al ratito caen un móvil policial con cuatro oficiales que lo quieren identificar a él, también a mi, les digo que soy Perassi y que llevo el chaleco antibalas porque soy víctima, que no soy ningún delincuente. Ellos insistieron que los teníamos que acompañar y que tenían que pedir antecedentes, así que nos llevaron"; indicó.
Ante esta sucesión de acontecimientos, el padre de Paula especuló con que "no sea una casualidad" ya que "en la causa Perassi suceden las cosas más extrañas, todos los errores y las cosas feas".
"Cuando iba en la chata me di cuenta que la mano venía pesada, entonces se me ocurrió llamar a Maximiliano Pullaro, realmente lo tengo que decir, su respuesta fue inmediata, maravilloso, él me pregunta: '¿Alberto que te pasa? ¿Tenés algún problema?' Así que le paso con el oficial que iba manejando la camioneta que tampoco le da bolilla", continuó.
"Al ratito me llama Maximiliano y me dijo que me quede tranquilo, ya me estaban por hacer marcar los dedos cuando llegó el jefe de policía y frenó todo. Pero hasta ese momento la que llevaba adelante el procedimiento me quería hacer firmar cuatro papeles en blanco", expresó a fin de enumerar las irregularidades.
"La indignación es que me saquen en un móvil policial ante 2 mil personas, la verdad es que me molestó porque hacen quedar como un delincuente y yo lo único que estoy haciendo es buscar a mi hija", recordó para anticipar que esta situación no quedará así e iniciará acciones legales.

Comentarios