la_region
Viernes 02 de Diciembre de 2016

Alarma oficial ante la crisis del sector del calzado en la provincia

El ministro de la Producción visitó la fábrica Wyler's en Alcorta. Ofreció auxilio financiero y gestionar más Repro ante el gobierno nacional.

"Las señales de la macro hoy son «dedicate a hacer negocios financieros de corto plazo en vez de producir»", advirtió con alarma el ministro de la Producción de Santa Fe, Luis Contigiani, durante la visita a la fábrica de calzados Wyler's, en la localidad de Alcorta. Esta firma redujo en los últimos dos meses una cuarta parte de su personal por la vía del "retiro voluntario", pero la caída de ventas del mercado interno por la recesión y la importación creciente son dos factores que siguen torpedeando bajo la línea de flotación del sector, factores ambos que son consecuencia de la política económica del gobierno nacional.

A principios de octubre pasado, la firma Wyler's expresó a sus empleados la decisión de reducir personal por la baja de las ventas que rondaba el 40 por ciento. En la fábrica de Alcorta se empleaban unas 140 personas para la producción de zapatos de buena calidad y zapatillas de cuero, siendo proveedor de marcas como Grimoldi o Storkman, además de poseer una marca propia llamada Pataugas. Pese a las manifestaciones de los trabajadores y el respaldo de la comunidad local en actos públicos, se perdieron 34 puestos, de trabajadores que optaron por la salida "voluntaria" a cambio de una suma a pagar en cuatro cuotas.

El ministro Contigiani visitó anteayer la fábrica, recorrió las instalaciones y se reunió con su titular, Gerardo Cucco.

El responsable de la cartera productiva provincial señaló a LaCapital que "el contexto de la visita era conocer las negociaciones de esta firma con sus principales clientes, ya que los acuerdos que definen la producción del primer semestre del año próximo se definen ahora, y también por las gestiones de la empresa ante el Ministerio de Trabajo de la Nación para acceder al auxilio del programa Repro".

Contigiani expresó alarmado que "nos encontramos con el planteo que le hacen los clientes importantes a esta fábrica: que importe la capellada (del calzado) en vez de producirla aquí, pero eso representa el 70 por ciento de la mano de obra".

Esa sería la forma que le proponen las grandes marcas para competir en precio con los productos importados completos. Son varios los aspectos tentadores que ofrece el contexto macroeconómico para hacer negocios financieros: la apertura a los productos foráneos es total, el tipo de cambio es relativamente estable desde hace un año, pero con una inflación alta. A esto se suma una crisis del capitalismo que tiene sobreofertados de productos a los mercados globales y por esto los precios de las manufacturas bajan.

Una "foto" que asusta. "Es un empresario como este (el dueño de Wyler's) que da empleo registrado (a poco más de 100 trabajadores), que representa alrededor del 55 por ciento del total del empleo registrado de Alcorta, que hizo una fabrica nueva en los últimos años, que invirtió con pasión, pero la foto es que las variables de la macroeconomía es que importe del exterior: los clientes le dicen «importá y hacemos negocio»", relató Contigiani.

Más allá de que los padecimientos de este sector productivo deriva de las decisiones de la Casa Rosada, el ministro provincial señaló: "Le ofrecimos financiamiento, estamos activando un fondo para empresas en crisis, pero aquí las propias empresas nos dicen que el problema no es financiero sino que es macro". Añadió que tratan de "bajarles los costos en esta tormenta de producción y esperar que la macro cambie por la vía de mejorar la productividad global o cerrar la importación".

Señaló además: "Estamos haciendo gestiones para ver si logramos que les den los Repro del Ministerio de Trabajo de la Nación, pero nadie asegura que con eso se "logre pasar la tormenta". En ese sentido, la cartera nacional no viene siendo muy entusiasta en facilitar este tipo de auxilios, que fueron ideados por el gobierno anterior. Por ese motivo, hoy los funcionarios provinciales de Producción trasladarán el problema a sus pares de Trabajo del Ejecutivo nacional.

Según las cifras actualizadas al 29 de noviembre del Observatorio de Importaciones de la cartera productiva, en lo que va del año se importaron —mayormente de China, India, Pakistán y Brasil— casi 26 millones de pares de calzado, con lo cual proyectado a todo el año rondará los 28 millones, contra los 22,5 millones del año pasado, o los 17,9 millones del 2014, todo en un marco en el cual el consumo se desploma.

Esta situación, alertó Contigiani, la ven en muchos rubros como "textil, muebles, fundición, la línea blanca que tiene ahora un respiro estacional, pero las señales son «dedicate a hacer negocios financieros de corto plazo y no producir»", por eso se preguntó: "¿Cuál es el modelo de fondo?".

Sindicato. Días atrás el secretario general del sindicato del Calzado, Miguel Fuentes, advirtió que "ronda el 40 por ciento la caída del consumo en Rosario y zona, lo cual repercute seriamente en la producción", a lo que se suma "la política de importaciones que lleva adelante el gobierno nacional".

A los casos de Wyler's, o la fábrica Primeros Pasos, de Zavalla, que cerró esta semana, se suman los problemas, que trascendieron en diversos medios, en la firma Maincal, de Pérez, que prevé despidos, y en las fábricas Pirri y Over, ubicadas en Acebal.

Comentarios