Juegos Olímpicos Río 2016
Martes 26 de Julio de 2016

Alarma Juegos: otra célula del Isis está activa en Brasil

El jueves se desmanteló la primera, de 12 miembros. Globo News reveló que existe otra, en la que se infiltró uno de sus periodistas.

La Policía Federal de Brasil confirmó que está investigando a una segunda célula de brasileños que estaría planeando perpetrar atentados terroristas durante los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, según fuentes citadas por el canal GloboNews. Se trata de un nuevo frente de investigación, luego del arresto de 12 brasileños que juraron fidelidad a la milicia terrorista Estado Islámico (EI) y estaban preparando un ataque contra la gran cita deportiva que comienza en 10 días.

"La Policía Federal tuvo conocimiento del grupo virtual a partir de la «operación Hashtag». Uno de los que recibieron medidas cautelares está entre los más activos del grupo. A partir de esas informaciones, la Policía Federal comenzará a analizar el caso", informó la institución.

Investigación periodística. Las investigaciones sobre la segunda célula terrorista partieron de informaciones divulgadas en la noche del domingo por el programa "Fantástico", de TV Globo. Según esa información, el nuevo grupo tendría al menos 15 integrantes dispuestos a realizar ataques en acciones colectivas o individuales. Fue descubierto por un periodista que se infiltró en el grupo hace cerca de un año y medio. El periodista, cuyo nombre lógicamente no fue divulgado por razones de seguridad, asegura que viajó a siete países de Europa e hizo contactos con agentes del Estado Islámico que se dedican a reclutar adeptos.

Nuevas "ideas". En un intercambio de mensajes en el que participó el periodista, el grupo brasileño afirma que los Juegos Olímpicos serían un momento oportuno para atacar a sus enemigos. "Hermanos, nuestra reunión de hoy en San Pablo fue buena, pudimos tener más ideas. Será una buena oportunidad para realizar un juicio contra esos cerdos", decía uno de los integrantes del grupo que se presenta como "Lobo". Otro va más lejos e insinúa que las armas para la acción ya fueron compradas. "¿Ustedes saben dónde encuentro un proveedor de armas pesadas? Tenemos un proveedor confiable y que está de nuestro lado. Del material adquirido todos están sin «raspaje» y en buen estado. El número de tiros, de acuerdo con la fuente, es de 72", sostiene este otro integrante. "Raspaje" es la jerga para referirse a la práctica de borrar el número de serie de las armas que circulan en el mercado negro.

En el marco de la "operación Hashtag", el pasado jueves fueron emitidas órdenes de arresto contra 12 brasileños que integraban la célula autodenominada Defensores de la Sharia. De ellos, 10 fueron arrestados ese jueves, otro se entregó un día después y el último, que estaba prófugo, fue capturado ayer en la ciudad de Comodoro, en el estado de Mato Grosso. La captura de los 12 terroristas fue posible con ayuda del FBI, que alertó a las autoridades brasileñas sobre los intercambios que el grupo realizaba a través de WhatsApp y Telgram. En los diálogos interceptados, se constató que juraron fidelidad al Estado Islámico, aunque no llegaron a tener contacto directo con la milicia terrorista. Sí festejaron en esas redes sociales los atentados terroristas del Isis en Orlando y Niza. También se descubrió que intentaron comprar un fusil AK-47 en un negocio clandestino de Paraguay. Los 12 están recluidos en un penal de máxima seguridad, donde permanecerán en régimen de prisión temporal por 30 días prorrogables por igual período.

La preocupación por eventuales atentados durante Juegos Olímpicos cobró fuerza en las últimas semanas a raíz de los atentados ocurridos en varios países y también tras los primeros arrestos realizados en Brasil en el marco de la Ley Antiterrorismo, promulgada en marzo de este año. Esto llevó a que las autoridades revisaran el operativo de seguridad que será implementado durante la cita deportiva, que atraerá a Río de Janeiro a unos 700.000 extranjeros, entre turistas, atletas y delegaciones, y a cerca de un centenar de jefes de Estado y de Gobierno. En especial, preocupa la posibilidad de que ocurran ataques de los llamados "lobos solitarios", que actúan por cuenta propia. Para inhibir cualquier tipo de ataque de esta naturaleza, las fuerzas de seguridad y los servicios de inteligencia brasileños cuentan con el apoyo de agentes de inteligencia de más de 50 países.

Alarma en Chui. Una amenaza de bomba y la aparición de un aparato sospechoso en la alcaldía de la ciudad de Chui (Brasil) generó alarma en la frontera con Chuy (Uruguay), ciudades separadas solamente por una calle. La situación motivó la intervención de un equipo de expertos de la policía de Brasil. Un extenso perímetro fue rodeado por la policía, que cerró los comercios y después de varias horas desactivó el aparato, que no contenía ningún detonador ni explosivos.

Comentarios