Ovación
Viernes 04 de Noviembre de 2016

Alarma apresurada

Se disparó por un cortocircuito que no debería preocupar tanto, aunque Argentina hoy está sexta.

¿Qué será peor? ¿Estar hoy afuera del Mundial, hasta del repechaje? ¿Que la AFA enviara un pedido a la Fifa para que revea el fallo en contra de Bolivia (por mala inclusión del defensor Nelson Cabrera), que favorece a Chile (le dieron dos puntos más) y complicaría las chances del seleccionado argentino en las posiciones de las eliminatorias hacia Rusia 2018? ¿Que Argentina dependa de esto y no de su propia producción futbolística, cuando en el ránking mundial figura en el primer puesto? Ah... y eso que con la 10 celeste y blanca juega el mejor del mundo: Lionel Messi.

Encima, van 10 fechas y quedan 8 partidos. Además, la distancia es apenas por diferencia de goles con el quinto (Chile), de un punto con el 3º (Ecuador) y el 4º (Colombia), de tres con el 2º (Uruguay) y cinco con el líder (Brasil). Está bien que la próxima doble jornada pinta complicada, por visitar el jueves 10 a los brasileños y recibir el martes 15 a los colombianos, pero tampoco el equipo dirigido por el Patón Bauza está al borde del abismo.

¿Qué hubiese sucedido si Argentina liderara hoy las eliminatorias? ¿La AFA se metería en estas cuestiones? Difícil...

Todo es muy enredado. No es casualidad que la AFA esté como está, que la Fifa tenga que aclarar sus fallos, que la Conmebol tampoco esté firme con sus dirigentes y que la Federación Boliviana entienda lo que le convenga, pese a que a esta altura no existen indicios de que pueda pelear por algo más que un penúltimo puesto en las eliminatorias sudamericanas.

Muy turbio todo, pero claro, los reglamentos están para cumplirse y no se permite que un jugador que haya jugado para una selección luego actúe para otra. Así fue el caso de Nelson Cabrera. Que defendió la albirroja paraguaya en 2007 en un amistoso con Venezuela (sí hace 9 años) y ahora la verde boliviana (el 1º y 6 de septiembre, en el 2-0 de local ante Perú y el 0-0 como visitante de Chile).

Y eso que fueron sólo 22 minutos entre estos últimos dos cotejos, y no hizo goles, ni salvó uno en la línea, ni nada que influyera en el juego. Pero... marche preso.

El tema (ver aparte) estalló con Bolivia, pero enseguida la AFA se metió. A través del Comité de Regularización que comanda Armando Pérez y que está tironeado entre el conflicto interno con los clubes, con el visto bueno (o a medias) de la Fifa encabezada por Gianni Infantino y con la poca muñeca para manejarse, muy lejos de aquellos tiempos en los que Julio Grondona era el mandamás e intocable de una y otra federación.

¿Cómo seguirá esto? La Fifa no volverá atrás, las posiciones quedarán con Argentina en el sexto lugar y los puntos habrá que ganarlos en las canchas, algo que el seleccionado que dirige Bauza puede hacer sin problemas (con el plus de contar con Messi) para asegurarse un lugar en Rusia 2016, si total no importa llegar primero, segundo, tercero o cuarto... y tampoco que sea tras un repechaje.

Comentarios