Información Gral
Lunes 03 de Octubre de 2016

Al menos 52 muertos en una estampida en Etiopía

Las víctimas fatales cayeron unas sobre otras en un foso profundo, cuando intentaban escapar de una agresión en un festival

Al menos 52 personas murieron ayer en una estampida humana en el tradicional festival oromo Irreecha, en la localidad de Bishoftu, al sur de Addis Abeba, en Etiopía, anunció el gobierno regional oromo.

El gobierno regional de la etnia oromo explicó que actos de violencia estallaron durante el festival por la acción de "fuerzas irresponsables".

"Murieron 52 personas en la estampida", agregó.

El gobierno federal etíope había indicado antes que hubo "pérdidas en vidas humanas", sin dar cifras. La oposición, por su parte, se refiere a al menos 100 víctimas.

Varias decenas de miles de personas se congregaron en las riberas del lago Harsadi, sagrado para los oromo, para asistir a la ceremonia de la Irreecha, que marca el fin de temporada de lluvias.

La ceremonia degeneró cuando los dirigentes oromo afiliados al gobierno fueron atacados por la muchedumbre, que trató de tomar por asalto la tribuna, cuando se disponían a tomar la palabra, según reveló un fotógrafo de la AFP.

Los manifestantes lanzaron piedras y botellas contra las fuerzas de seguridad, que respondieron incluso con gas lacrimógeno.

Los disparos de gas lacrimógeno provocaron el pánico y la estampida. Al menos unas 52 cayeron unas encima de otras en un foso profundo de varios metros, según el fotógrafo de la AFP.

El fotógrafo contó entre 15 y 20 cuerpos inanimados. Algunos estaban, según él, muertos, pero no puede afirmar con certeza su número. La policía lo obligó a salir del sitio después. Se escucharon disparos, pero no se sabe si fueron hechos con balas reales o de caucho, según la misma fuente.

El gobierno regional oromo indicó que todas las personas murieron en la estampida y "no a causa de las medidas tomadas por la policía, como se indicó de manera errónea en algunos medios"

El gobierno federal etíope lamentó "pérdidas de vidas humanas", sin precisar el número, en un comunicado publicado por los medios oficiales etíopes.

Etiopía vive en la actualidad un movimiento de protestas antigubernamentales sin precedentes en la última década, que se inició en la región oromo (centro y oeste) en noviembre de 2015 y que se extendió durante el verano a la región amhara (norte).

Estas dos etnias representan alrededor del 60 por ciento de la población etíope y protestan contra el que consideran un dominio hegemónico de otra etnia, los tigray, originarios del norte del país.

Comentarios