Edición Impresa
Viernes 07 de Octubre de 2016

Al abanderado Grandoli

Felicito al Decano de la Prensa Argentina por contar con columnistas de lujo como Carlos Mut, quien dedicó un artículo, el 12 de septiembre, al joven abanderado rosarino Cleto Mariano Grandoli, fallecido trágica y valientemente en la guerra de la Triple Alianza, en la que perdería asimismo la vida, Dominguito, de 21 años, hijo de Domingo Faustino Sarmiento.

Felicito al Decano de la Prensa Argentina por contar con columnistas de lujo como Carlos Mut, quien dedicó un artículo, el 12 de septiembre, al joven abanderado rosarino Cleto Mariano Grandoli, fallecido trágica y valientemente en la guerra de la Triple Alianza, en la que perdería asimismo la vida, Dominguito, de 21 años, hijo de Domingo Faustino Sarmiento. Por argentino y rosarino me conduelo en grado superlativo por la pérdida de tantas vidas jóvenes que defendieron la patria. Grandoli, como abanderado, iba al frente del pabellón al que abrazó aún con lo poco de vida que le quedaba. La bandera, hecha jirones y literalmente manchada con su sangre, regresó al país. Días antes de la batalla de Curupaytí, cementerio de Grandoli con 17 años, Mariano escribía una carta a su madre: "Mañana seremos diezmados por el enemigo, pero yo he de saber morir defendiendo la bandera que me dieron". Lamentablemente muchos sólo saben que hay una calle o avenida que lleva su nombre, pero se encogen de hombros cuando se les pregunta si saben de quién se trata y el porqué de esa denominación. Los columnistas de hoy, y del Decano, me recuerdan a aquellos memorables de la página 4 de entonces, que absorbía de pequeño. Otras explicaciones: el nombre de plaza Pringles es en homenaje al valeroso coronel Juan Pascual Pringles por su intervención en la lucha por emancipar América del Sur y participó además en las del interior del país. Otra historia es la de la plaza de Maciel y Mazza, de Alberdi. En un momento el municipio la denominó Josefa Gálvez de Mazza, que era una de las confeccionistas rosarinas de la enseña patria que acompañó al ejército argentino en Paraguay, que fue dada al comandante de las tropas por Marcelino Freyre, entonces jefe de Policía. Casi vecino a la plaza había un interno psiquiátrico, y a algún trasnochado se le ocurrió llamarla "plaza de los locos". Claro, más locos fueron los que no le colocaron una placa en homenaje a esa dama. Años después, pedido por el Centro de Jubilados Amigos del Paraná, de Chiclana 345, y por el Centro Municipal Distrito Norte, se rebautizó y registró el espacio con una placa, se llama Olga Cossetini, quien junto a su hermana Leticia se destacaron en la docencia, hoy reconocidas internacionalmente. Si no se hace docencia del pasado, muchos de los que hicieron grande a la patria con su vida, pasan a ser emblema del soldado desconocido. Las instituciones que dicen representar a la cultura, se me ocurre que la famosa grieta ya no les roza, las invade haciéndoles perder la memoria. En el ciclo de TV "En el camino" se dio una nueva versión del cruce de Los Andes. Eriza la piel ver el esfuerzo sobrehumano de hombres y animales. Y pensar que el país hace bastante tiempo cayó en manos de perversos que se taparon, y lo hacen, los ojos, oídos y boca. Estas aves de rapiña fueron y son vampiros del vil metal. Héroes de la patria, pido a Dios los haga descansar en paz, esa que muchos hoy no gozan.

Oscar H. Rodríguez

DNI: 6.004.403.



¿Llegaremos

a juicio?

Leer las noticias a diario nos ha quitado la sensación de asombro. Ya nada nos perturba, es como acomodarnos en un estado de placer que nos queda incómodo. Pero si algo que sin sorprenderme me dejó pensando fue ver, en algunos medios locales y nacionales, que el gobernador de la provincia presentará una demanda penal contra el programa del periodista Jorge Lanata, Periodismo Para Todos. Hace algunos días en ese ciclo se desarrollaron notas con algunos de sus integrantes sobre el delito y el narcotráfico en la provincia y, específicamente, en Rosario. Pese a no ser un dato menor, tampoco era una novedad, ya que desde hace tiempo en la ciudad vivimos a diario peleas, tiroteos, muertes por robo como ajustes de cuentas entre bandas narcos por la lucha de los territorios tomados desde hace tiempo. Esto específicamente me crea una sensación de incertidumbre, ya que fue el mismísimo gobernador quien pidió en forma determinante la participación de las fuerzas federales en la ciudad para tratar de poner en orden el descalabro delictivo que vive Rosario, ya que con la policía provincial estaba en un estado de letargo. Entonces, si nos basamos sobre los hechos donde la realidad vence a la ficción, ¿cuáles serán los argumentos del gobernador a la hora de presentar una demanda penal sobre los hechos vertidos en ese programa de TV? Y ¿el gobernador, la demanda penal la hará en forma personal o en nombre de todos los santafesinos? Si es en forma personal, cada uno sabe cómo lo encara, pero si lo hace de forma institucional, ¿qué pasará si el juicio se pierde, quién pagará las costas? En esta sociedad estamos acostumbrados a que los funcionarios de turno se tomen el atrevimiento de llevar adelante innumerables actos en nombre de los ciudadanos sin medir cuál será el costo, no sólo por el político, sino por el económico que debe afrontar la ciudadanía con sumas millonarias. Parece que la política tomó un posicionamiento distinto desde hace un par de décadas, ya que las notas, las cámaras, la TV, los deslumbran más que los actos de gobierno donde deben volcar toda su energía para encarar tareas institucionales para la mejora continua de las necesidades de la gente. Ponerse el traje, a veces no está realmente a la altura de las circunstancias, caminar las calles en la campaña en overol no quiere decir que luego se trabaje para esa gente. La provincia necesita de funcionarios que se pongan los pantalones para trabajar al lado de una sociedad que los necesita y no actores que repiten el libreto para una obra que se repite en los años de gestión.

Guillermo V. Ferreyra

DNI 13.588.802


Hacer un estricto control de fondos

Extraje del diario La Gaceta de Tucumán esta noticia: "La Constitución provincial dispone la dieta (fijada en 32.000 pesos) como única remuneración por la labor parlamentaria. Si bien la provincia aseguró que los legisladores no perciben otros fondos, este año el manzurista Reneé Ramírez admitió el cobro 150.000 pesos por mes para gastos sociales. Incluso, dijo que esos recursos no bastaban para satisfacer los pedidos vecinales". Con estas supuestas dádivas, compraban votos. Manzurista significa que está en connivencia con Juan Manzur, gobernador de Tucumán. Además, deseo agregar que todos los legisladores cobraban esa suma "inventada", mientras niños pobres morían desnutridos. Mientras los hijos y familiares de estos disfrazados de políticos no sufren hambre y la pasan bien, nunca dirigieron un pensamiento a esas personitas de la indigencia que no saben lo que es un yogurt o un helado o tan sólo un plato de comida decente. La Nación debe ejercer un estricto control de fondos que envía a las provincias porque nunca llegan a los verdaderos necesitados. Horrorizarse con el informe del Indec es ser hipócritas. Sólo se necesitaba una visita al interior de las provincias paupérrimas, o ver los pasajes de la pobreza que tan valientemente filmó el periodista Julio Bazán, que gratis da en la tele, y hubieran tenido un claro panorama de la vergüenza argentina. El holocausto lo vivimos a diario y los responsable ni están enterados.

Paola Lena Riviera

paolalenariviera@ymail.com


Sucede en algunas reparticiones

Por este medio quiero hacer público lo que está sucediendo en muchas reparticiones del Estado. Por ejemplo la Ansés, donde aparentemente no están conectados al 130, número donde se efectúan reclamos telefónicos y la atención personalizada, ya que mi hijo, que cobraba normalmente el Plan Progresar, un plan para gente que estudia, en febrero de este año, sin previo aviso y no siendo el caso único (a varios compañeros de él que les pasó lo mismo), se vio sin su plata depositada para estudiar. Por lo cual enseguida concurrió a la sucursal norte del dicha repartición, donde le dijeron que tenía que concurrir a su facultad y llenar un formulario de reinscripción. Trámite que realizó, y le informaron que en octubre cobraría lo que le deben. Como madre, y sabiendo como funcionan las instituciones en la Argentina, llamé al 130, donde es dificilísimo comunicarse. En tres oportunidades me expresaron ante el problema tres informaciones distintas. Me dicen que mi hijo debe volver a reempadronarse y que no tenía fecha de cobro. Quiero aclarar que ante esto volví con mi hijo a Ansés y la empleada que me atendió me dijo textualmente: "En el 130 ni saben dónde están parados, no llame más, son de otras localidades y no dan información fidedigna", con lo cual, queda demostrado que en este país se dice que vamos hacia un cambio y la realidad choca con el discurso barato, y lo peor del caso es que ya pasaron casi seis meses y mi hijo sigue sin cobrar, por eso digo que la falta de respeto hacia lo que corresponde al ciudadano de parte del Estado sigue ausente aun hoy, aunque el actual gobierno quiera disfrazarse de eficaz y sea riguroso en hacer cumplir con nuestras obligaciones, sin importarles nuestros derechos.

Marcela Cejas


Pami: en salud, la mentira

Lo que voy a denunciar es cosa de no creer. Dolor de oído y taponado. Estoy en la red, o sea en el sanatorio Laprida y no consigo quién me solucione el problema. Hace días que estoy en esa situación. Concurrí a auditoría de Pami, me dan para un otorrinolaringólogo del Sanatorio Delta, me brindan turno para dentro de dos meses, una burla. Pami tiene un solo otorrino, un solo dermatólogo, dos urólogos. Lo digo en mi caso, sanatorio Laprida. Señor presidente Mauricio Macri, estamos igual o peor que antes. En vez de hacer la pantomima de Malvinas, arregle los problemas de los argentinos. No somos estúpidos. No mienta más o no tiene memoria, en la campaña nos prometió el 82 por ciento, se olvidó. Expresó que en septiembre los jubilados iban a ganar lo que tenían que ganar, o sea nos condenó al hambre, 5.660 pesos. Salimos de las brasas y nos caemos en el fuego. Aporté 44 años, manejando camiones, colectivos y taxis. En conclusión, usted señor presidente es un caradura y aclaro que no soy del anterior gobierno.

Oscar Figueroa

DNI 6.054.547


Los jubilados y los futuros pasivos

Los argentinos tenemos cada día experiencias más lamentables como injustas del gobierno argentino y los políticos en general, salvo muy pocos. Hay muchas discusiones sin sentido, se habló y se habla de tantos robos al pueblo. Tal el caso de los jubilados, sus beneficios que no llegan nunca, y sus prometidos haberes históricos, tan publicitado. Lamentablemente se sabe de mayores de 80 años con incapacidades físicas muy serías e irrecuperables que se les sigue abonando la miseria de 5 mil pesos con aportes de todas sus vidas. Por iguales razones luchan las entidades de jubilados, porque ellos tienen derechos a percibir haberes dignos como también los futuros jubilados, trabajadores del campo, industrias y todos quienes pasan necesidades por ausencias de políticas. Por favor señor presidente, que dejen de seguir y seguir mostrándonos los millones y millones de pesos y dólares en cajones y propiedades en campos y casas sustraídos por los ladrones y asociados desde no menos de 10 años. Es hora que llegue el cambio y se respete nuestros derechos.

Arturo Bernabé Brunner

arturobernabebrunner@gmail.com

Comentarios