Edición Impresa
Sábado 29 de Octubre de 2011

Aire nuevo para las clases diarias

Claudio Granollers es el docente tutor del proyecto y motivador en este tipo de actividades, que brinda a los alumnos la posibilidad de generar y crear fuera del contexto habitual de estudio. Esta modalidad que promueve y mejora la educación no es nueva en el colegio salesiano que también obtuvo el primer premio en 2007.

"Tanto para los chicos como para los docentes, participar en un proyecto como este significa recibir aire nuevo entre las actividades que realizamos todos los días. Se trata de un incentivo más, sobretodo para los alumnos que les gusta a esta edad participar y competir, no por el hecho en sí de ganar sino por el desafío que representa. A los profesores también nos lleva a bucear por otros lugares y descubrir cosas nuevas, no podemos negar que nos estimula a todos, incluso a las autoridades del colegio", reconoció el profesor, quien acompañó a los estudiantes en sus presentaciones.

"Los chicos estuvieron muy desenvueltos e independientes, aunque en el camino se encontraron con muchos obstáculos técnicos que debieron resolver sobre la marcha, y lo hicieron tan bien que defendieron el proyecto sin ayuda. Los profesores no tuvimos que decir nada", agregó.

La presentación en un concurso con estas características forma parte de la exigencia técnica que lleva adelante la institución. De este modo, el profesor se refirió a la Exposición Bienal que organiza la escuela cada dos años con el objetivo de estimular los trabajos que realizan los alumnos durante el año. "Los proyectos de ciencias y electrónica encuentran un espacio valioso donde los chicos de todas las especialidades pueden demostrar sus conocimientos", agregó Granollers.

Pero ¿cómo despertar el interés en los alumnos para realizar una actividad fuera del aula que demanda un esfuerzo mayor? "Los chicos de 5º año generalmente tienen muchas ganas de participar, a veces se los ha convocado a trabajar horas extras, por falta de tiempo para finalizar proyectos en el aula y aceptan la propuesta con gusto. Esto nos incentiva como profesores a continuar trabajando más allá de lo que dice la currícula", respondió el docente, abocado a la tarea de enseñar desde hace diecinueve años en las materias máquinas eléctricas y en los talleres de 2º año de instrumentación y control, y sistema electrónico de control.

"Cuando el docente participa de la educación cumpliendo una función social no sólo trata de recibir un premio o una recompensa, también busca sembrar algo en otras personas y cosechar gratificaciones, ya que permanentemente estamos devolviendo aquello que en algún momento hemos recibido", finalizó el maestro.

Comentarios