Aguas Santafesinas
Sábado 29 de Octubre de 2016

Aguas pide a la provincia un aumento tarifario del 89 por ciento en 2017

La compañía pretende una suba en cuatro tandas acumulativas: 38, 11, 11 y 11. Habrá audiencias públicas y luego define el Ejecutivo.

Aguas Santafesinas (Assa) solicitará al gobierno provincial un ajuste tarifario del 89 por ciento en 2017. La compañía sanitaria pretende subir la factura del agua en cuatro tandas: 38 por ciento en el primer bimestre del año que viene y luego tres subas adicionales del 11 por ciento. Al ser ajustes acumulativos el alza total roza el 90 por ciento. El presidente de Assa, Sebastián Bonet, justificó el pedido en el impacto que tuvo para la empresa el tarifazo energético del 300 por ciento y la devaluación en la adquisición de insumos importados. "Este año estamos cerrando con un déficit de 600 millones de pesos", apuntó.

En base a este pedido, el Ministerio de Infraestructura deberá enviar la información al Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress). Luego, el organismo de contralor convocará a audiencias públicas y hacia fines de año el Ejecutivo definirá la magnitud y gradualidad del aumento.

La propuesta de Assa contiene varias aristas. Incluye un pedido a la Legislatura para modificar la estructura tarifaria para que se pague según el consumo real y según la zona donde habita el cliente.

Y se propone un fuerte impulso a la micromedición con la colocación de 320 mil medidores en las 15 ciudades donde opera Assa, en tres años para reducir el consumo de agua potable (ver aparte).

"Estamos proponiendo un cambio de paradigma para que la empresa en tres años sea autosustentable y deje de necesitar el aporte del Tesoro santafesino, que se nutre del aporte de clientes de Assa y un tercio de la población que recibe el servicio de otras prestadoras. Estos santafesinos tienen por ende una doble imposición", señaló Bonet.

En ese sentido, el presidente de Assa mostró un gráfico con la evolución de los ingresos y gastos corrientes de la empresa en los últimos años. Allí se nota que la empresa pasó de tener un déficit de 250 millones de pesos en 2015 a más de 600 millones este año.

"Este año los costos de la empresa se dispararon por encima de la inflación que mide el Indec. Nos impactó fuerte la devaluación del 60 por ciento en la adquisición de insumos importados y el aumento del 300 por ciento de la energía", precisó.

Bonet contó que el gobernador Miguel Lifschitz le dio instrucciones para que Assa aplique un programa gradual de reducción del déficit y pase a ser una compañía autosustentable.

En ese marco, Aguas elevará el martes al ministro de Infraestructura, José León Garibay, un pedido de aumento tarifario escalonado del 89 por ciento para el año próximo.

Assa pretende que en el primer bimestre de 2017 la tarifa suba un 38 por ciento. Y luego un 11 por ciento acumulativo durante tres bimestres consecutivos.

En paralelo, el miércoles el presidente de Assa solicitará a la Legislatura que autorice al gobernador para modificar la estructura de la tarifa de Aguas, para que se pague según lo efectivamente consumido, con una nueva fórmula que elimine distorsiones e inequidades. Para esto será clave la colocación masiva de medidores.

Además, se tendrá en cuenta la zona donde habita el usuario, en base al criterio adoptado por cada uno de los 15 municipios que integran la red de Assa.

Así, en Rosario se usará la división catastral en seis radios que se fijó para el pago de la tasa general de inmuebles, con mayor carga para los habitantes del centro que en los barrios.

Cuando LaCapital le apuntó a Bonet que en las audiencias públicas habrá fuertes críticas de la oposición, particulares y organismos de consumidores a la magnitud del aumento solicitado, el funcionario señaló: "Hay que tener en cuenta de dónde partimos. Tenemos una tarifa promedio que es baja comparada con otras prestadoras de la provincia e incluso del país, menos que Aguas Cordobesas, Aysa y Aguas Bonaerenses".

Además, según Assa, de prosperar el aumento solicitado, "el 66 por ciento de los usuarios pagará hasta $316 bimestrales y el 95 por ciento unos $659 por bimestre. Y sólo un cinco por ciento de los clientes estará por encima de esos valores".

Como los aumentos serán escalonados y tal vez se apliquen desde el segundo bimestre, estiman que el impacto real será del 50 por ciento.

Comentarios