Mauricio Macri
Sábado 11 de Febrero de 2017

Aguad admite que el acuerdo por la deuda del Correo Argentino perjudica al Estado

El ministro de Comunicaciones, no obstante, responsabilizó al kirchnerismo por el concurso de acreedores realizado en 2003.

El ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad, admitió ayer que el acuerdo entre el gobierno y el Correo Argentino representa "un perjuicio para el Estado", pero enfatizó que "la quita se hizo durante el kirchnerismo", por lo que reclamó que "algún fiscal le achaque la responsabilidad al funcionario que tenía la obligación de cobrar" lo establecido durante el concurso de acreedores realizado en 2003.

   "Hay un perjuicio al Estado y ya está hecho, pero la quita se hizo durante el gobierno kirchnerista porque la devaluación del dinero es la verdadera quita. Nosotros hemos tratado de cobrar lo que quedaba", argumentó el funcionario, quien advirtió que la responsabilidad de cobrar la deuda era del ex ministro de Planificación Federal Julio de Vido.

   En paralelo, la titular de la Oficina Anticorrupción (OA), Laura Alonso, anticipó que el organismo iniciará una "actuación" sobre el asunto al reconocer que es "más que obvia" su intervención cuando hay "un dictamen fiscal sugiriendo que podría haber una presunta violación de la ley de tica Pública".

   Alonso explicó que "decidimos abrir una actuación y se empezarán a librar los oficios correspondientes", lo que implica "tomar conocimiento del expediente, hacer el análisis que corresponda, quizás pedir más información y a funcionarios, analizar, estudiar el caso y emitir una recomendación" que esté a disposición de Justicia.

   Por su parte, Aguad salió a dar respuestas ayer luego de que la fiscal general ante la Cámara Comercial, Gabriela Boquín, señaló a un funcionario de su ministerio —Juan Carlos Mocoroa, director de Asuntos Jurídicos— como el que aceptó la oferta que la empresa hizo en junio del año pasado.

Sin perdón

   El ministro aseguró que "no hay ningún perdón de deuda, va a pagar hasta el último peso, pero de un crédito absolutamente devaluado".

   Asimismo, resaltó que "nunca" habló con Mauricio Macri sobre el tema y que si lo hubiera hecho, el presidente lo "habría echado del despacho" y le "habría dicho «andá a defender los intereses del Estado»".

   Aguad dijo que "en 2003, el kirchnerismo reconoció y verificó una deuda al Estado, en un concurso de acreedores, de 292 millones de pesos", pero "la ley de quiebras prohíbe cargar intereses a futuro" y "la ley de convertibilidad, el artículo 7, prohíbe indexar esas deudas".

   Al respecto, insistió en que el gobierno fijó un pago en cuotas a 15 años con 7 por ciento de interés porque "está vigente la prohibición o la negación para actualizar los créditos en un proceso de concursos".

   Por su parte, la fiscal Boquín emitió ayer un nuevo dictamen en el que calificó la conducta de la empresa como "contraria a la buena fe" procesal y ratificó su planteo de que es "abusiva" la propuesta de la empresa.

Mala fe

   En el dictamen presentado ante la Cámara, la fiscal advirtió que tomó conocimiento de una acción entablada por Correo Argentino contra el Estado en el que se le reclaman daños y perjuicios por falta de pago de distintas inversiones realizadas por la concursada.

   Según la fiscal, esa nueva demanda en el fuero Contencioso demuestra que la empresa "adoptó una conducta contraria a la buena fe procesal al no comunicar ni al tribunal ni a los funcionarios intervinientes el inicio de esta acción que importa un crédito en expectativa mientras se encontraba negociando con el acreedor demandado en ella".

   Mientras tanto, el accionar del gobierno continúa cosechando críticas en la oposición, además de las cuatro denuncias penales que se presentaron el jueves en Comodoro Py y un sumario en la Procuración de Investigaciones Administrativas.

   En ese marco, el Bloque Justicialista manifestó a través de un comunicado que es "vergonzoso" el acuerdo y que significa "una estafa a los argentinos".

Galassi: "Es un hecho escandaloso"

El jefe del bloque de diputados provinciales del socialismo manifestó su enérgico rechazo al accionar del presidente Mauricio Macri, quien perdonó una deuda que la empresa de su padre tenía con el Estado por más de 4 mil millones de pesos.

   "Es repudiable que desde el Estado se llegue a un acuerdo terriblemente oneroso para las arcas públicas y al mismo tiempo, claramente beneficioso para una empresa que es del padre del presidente", destacó Galassi.

   De esta forma, el diputado se refirió a la condonación de la deuda que la empresa Correo Argentino, perteneciente al Grupo Macri, mantenía con el Estado nacional, que llevaría a una quita de más de 4 mil millones de pesos en la actualidad y de más de 70 mil millones a 2003.

   Si bien pidió prudencia, aseguró que de concretarse la condonación de la deuda "es un escándalo de grandes dimensiones que no solo daña la figura del presidente, sino que daña la imagen de toda la República Argentina y el tan mentado cambio y transparencia que anunciaba el gobierno nacional".

   Cuestionó además medidas anteriores del gobierno nacional que también favorecen a las grandes empresas, como la quita de retenciones al agro y las mineras: "Ahí está la matriz ideológica de la economía del gobierno. Un gobierno que piensa en los ricos, en los que más tienen y relega siempre a los que menos tienen. Y si hacen algo en favor de los que menos tienen, lo hacen por oportunismo, no por convicción".

   Galassi también se refirió a la deuda que la Nación mantiene con Santa Fe, y pidió al gobierno nacional que cumpla con el fallo de la Corte. "Los fallos de la Corte Suprema de Justicia en una República son inapelables y cumplibles. De la misma manera que el gobierno nacional le pagó a los fondos buitres tienen que cumplir esta deuda con la provincia de Santa Fe", concluyó.

Comentarios