Edición Impresa
Sábado 07 de Junio de 2014

Agroactiva, primer test de inversiones luego de la cosecha

(Por Alvaro Torriglia y Jorgelina Hiba / La Capital). _ La muestra que cierra hoy en Cañada de Gómez midió la temperatura de la actividad económica en el interior.

Los cambios macroeconómicos, un clima caprichoso que estiró y complicó los tiempos de la campaña y un fuerte componente de expectativa política, convirtieron a la campaña 2013/14 en una partida de ajedrez. Los empresarios agropecuarios están terminando de recolectar una producción de soja que, en líneas generales, está entre las más voluminosas de la historia. Pero cada productor es un mundo, con sus propios números y sus propias estrategias de negocios. Y con el grano en bolsa, hace valer su liquidez.

Esta actitud conservadora le puso el clima a la edición número veinte de Agroactiva, la megamuestra a campo abierto en la que año a año se testea el rumbo y la intensidad de las inversiones luego de la cosecha. "Para los que estamos en el negocio de la maquinaria agrícola, 2014 será medio año en uno, en un año normal hoy estaríamos parados en febrero", señaló Sergio Di Benedetto, gerente de marketing de Massey Ferguson, la marca del grupo Agco que, entre otras cosas, muestra en la expo los tractores de baja, media y alta potencia que el mes próximo serán fabricados en Argentina.

El ejecutivo explicó que el primer semestre de 2104 fue "muy especial", uno de los más particulares que recuerda. "Hubo una devaluación, una restricción del financimaiento, pero también hubo un gran atraso en la cosecha por cuestiones climáticas", describió. Eso significa que "en una época en la que los productores suelen estar haciendo los números después de la cosecha, hoy están en muchos casos terminando de cosechar o en medio de la recolección".

En este contexto, el año tendrá seis meses para recuperar posiciones. Di Bendedetto consideró que si se mantienen los cupos para los créditos de inversión productiva al 17 por ciento, las ventas repuntarán y el mercado se acercará a un 70 por ciento de lo que fue 2013.

Roxana Nardi, presidenta de Agroactiva, consideró que hubo una lógica retracción durante el primer trimestre, que comenzó a remontar a partir de marzo. "Los empresarios están siendo conservadores por temores económicos y políticos, notamos que los distintos sectores están a la espera para hacer inversiones, pero tarde o temprano las hará porque viene de varios años sin renovación", consideró.

inflación y rentabilidad. El secretario de Agricultura de Santa Fe, Luis Contigiani, opinó que, con sus particularidades regionales, el contexto productivo, de mercado y de precios es bueno. Sin embargo, la primera mitad del año experimenta una desaceleración y amesetamiento, que "tiene que ver con la macroeconomía". Los efectos colaterales de la política de estabilización financiera redundaron en un aumento de la tasa de interés que retrajo la inversión, a la par que "persiste una inflación de insumos que horada la rentabilidad de los pequeños y medianos productores", consideró.

Hay también, como en toda cadena, una puja de negocios. Al aumento del costo de financiamiento se sumó el aumento de los productos que se ofertan a los productores, que a su vez cuenta con la moneda más dura, su soja, para exponer sus condiciones.

Ese juego se despliega en la exposición que se realiza en Cañada de Gómez. Más de 800 expositores despliegan su oferta e las 90 hectáreas de muestra estática, a la que se suman 400 hectáreas con demostraciones de riego, cosecha de maíz, siembra directa y pulverización. Fiel a la tradición fierrera, la exposición alberga a las principales marcas nacionales e internacionales. La tecnología de precisión, la electrónica incorporada a los equipos, la búsqueda de unidades más eficientes y de mayor capacidad de trabajo, están en la primera línea de la oferta.

Una novedad de esta edición es, en el espacio Aeroaplica, la presentación de herramientas para el monitoreo aéreo de los cultivos. La revolución de los materiales también dijo presente. La empresa Agro King, innovadora en la fabricación de botalones de fibra de carbono, no deja de crecer aún en un contexto de parate en la comercialización de maquinaria agrícola. Sucede que no sólo su invento va siendo incorporado por empresas locales y del exterior para la producción de pulverizadoras, sino que los contratistas la compran para incorporarlas a las unidades usadas. La firma de Tigre, que empezó fabricando mástiles para embarcaciones, está capturando a full el valor de su innovación en el agro. Alejandro Colla, distribuidor del producto de la región, explicó que en la nueva planta que están construyendo aumentarán la producción de 200 unidades por año a 1.800 por año.

el respaldo del Estado.Los stands institucionales pusieron en evidencia la apuesta de los gobiernos del interior a la exposición. Santa Fe, por caso, desembarcó con 112 empresas, que se exhiben en dos grandes áreas: la de la industria, con metalmecánicas de toda la provincia, y el sector de artesanos y alimentos. También están los emprendedores relacionados con distintos programas de la provincia, como el del cabrito de la cuña boscosa, que concentró buena parte de la atención.

El gobernador Antonio Bonfatti, junto a su par cordobés José Manuel de la Sota, participó del acto inaugural. La ceremonia, a las puertas de la exposición, fue un muestrario de expresiones políticas. Oficialistas, afines, opositores extremos y opositores moderados convivieron en el palco. Carlos Garetto y Eduardo Buzzi representaron a la mesa de enlace. La intendenta de Cañada de Gómez, la kirchnerista Stella Clérici, ofició de anfitriona con una enfática defensa del modelo de los últimos diez años. El socialista Miguel Lifschitz y el secretario de Tansporte de la Nación, Alejandro Ramos (FPV), caminaban territorio con sus aspiraciones a pelear la Gobernación.

El jueves, los integrantes de la comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados se encontraron en la expo, donde se reunieron con los dirigentes de la Cámara Argentina de Fabricantes de Maquinaria Agrícola (Cafma). El ex ministro de Agricultura y titular de la Cámara baja, pensaba recorrer la exposición.

menú político. Los entrecruzamientos políticos no son menores en un contexto en el que los viejos enconos alimentan expectativas que influyen negativamente en las decisiones de inversión.

Luis Nardi, el empresario que llevó a Agroactiva a la cumbre de las megaexposiciones agropecuarias, leyó esa situación y destacó la presencia de los dirigentes. Al recordar los 20 años de la muestra, mencionó el conflicto de la 125 pero también que años antes, en esa exposición se firmó el primer contrato de exportación de maquinaria agrícola a Venezuela.

Sobre todo, Nardi reclamó la identidad "chacarera" de la muestra, que nació en los 90 como una iniciativa de industriales de Armstrong para ofrecer una opción "desporteñada" de las otras megaexposiciones.

el termómetro. Claramente, Agroactiva es un termómetro de la actividad económica del interior agropecuario. Hacia allí va la oferta de bienes y servicios que buscan sumarse a la cadena de la soja. La industria automotriz, que atraviesa un contexto general con caídas de hasta el 40 por ciento en producción y ventas, desplegó todos sus fierros.

Las pick ups, que tienen al campo como mercado preferente, lograron moderar la caída interanual de las ventas que experimentó el mercado a nivel general en el primer semestre. En el promedio, bajaron la mitad.

Juan Pablo Grano, gerente de marketing de Toyota, fue más allá. La automotriz japonesa, que no suspendió personal, mantuvo sus ventas en todos los rubros. Incluso, "tuvo un volumen incremental del 18 por ciento por el lanzamiento del Ethios". En el caso de la camioneta, la Hilux captura el 40 por ciento del mercado. "Hace 10 años estamos en Agroactiva, que es el termómetro para la intención de compra en el sector", destacó.

En el stand de Chevrolet, General Motors presentó su gama de productos, con el foco puesto en la S 10. Pedro Arleo, gerente de marketing de la automotriz, recordó que "la primera parte del año arrancó con descenso de las ventas en general, aunque el rubro pick up cayo menos que el resto".

Aseguró que siguen trabajando con ofertas de tasa de financiación de 9,9 por ciento. "El campo tiene sus épocas, luego de la venta de la cosecha se renueva la maquinaria, por lo que estamos esperando que prontamente vuelva a comprar", dijo.

Comentarios