la_region
Jueves 01 de Septiembre de 2016

Agresión a ladrillazos sufrió un camionero en La Ribera

Tres jóvenes agredieron a ladrillazos al conductor de un camión cargado de maíz cuando llegaba a Villa La Ribera rumbo al puerto. Alejandro Vallejo, camionero de la localidad de Serodino, fue víctima de un nuevo hecho de inseguridad hacia trabajadores de transportes de carga. Al salir de su casa, el lunes a la madrugada, fue atacado por adolescentes. Uno de los piedrazos impactó de lleno en el parabrisas, rompiéndolo casi íntegramente.

Tres jóvenes agredieron a ladrillazos al conductor de un camión cargado de maíz cuando llegaba a Villa La Ribera rumbo al puerto. Alejandro Vallejo, camionero de la localidad de Serodino, fue víctima de un nuevo hecho de inseguridad hacia trabajadores de transportes de carga. Al salir de su casa, el lunes a la madrugada, fue atacado por adolescentes. Uno de los piedrazos impactó de lleno en el parabrisas, rompiéndolo casi íntegramente.

De acuerdo a lo expresado por el conductor del Iveco Eurocargo Attack al portal Info Maciel, el hecho ocurrió cuando salía del pueblo, "a no más de un kilómetro, a la altura de un peladero que hay sobre la ruta que va a La Ribera". Allí vio a tres jóvenes a la vera de la calzada que luego lo atacaron.

"Un ladrillazo impactó en el parabrisas y otro en la vicera y el techo del camión ocasionando la rotura de vidrios y abolladura de techo. Por instinto cerré los ojos porque me llené de astillas, pero no me detuve. Más adelante llamé a la policía para explicarles lo que pasó y pedirle que por favor envíen a alguien porque esos chicos iban a hacer un desastre", explicó el camionero.

Vallejo venía de la localidad de Tránsito, provincia de Córdoba, el lunes por la noche llegó a su vivienda, cenó, se higienizó y volvió a subirse en su camión, cerca de la 0.30, para emprender nuevamente el viaje. A la salida del pueblo, en la ruta a La Ribera, comenzaron a arrojarle ladrillos y piedras.

Ya en La Ribera, se encontró con un compañero que venía detrás y juntos se quedaron revisando los daños del vehículo, cuando apareció un móvil policial, de Oliveros. Los efectivos aseguraron haber pasado por el lugar y no haber observado personas allí.

Sin embargo, el camionero contó que no comprende la explicación de la policía ya que indicó: "El martes por la mañana, hablando con otro compañero de Córdoba, me dijo que él paso unos 15 minutos después que yo y también le tiraron ladrillazos, un pedazo le quedó dentro del camión. Me pregunto como puede ser si a mí la policía me dijo que no vio nadie, estos tipos siguieron estando. O la policía no pasó o no revisó".

Por el hecho, Vallejo aseguró que "más allá de que los fierros se arreglan, tengo bronca y tristeza porque recorrí más de 300 kilómetros, pasé por muchas localidades y que justo cerca de mi pueblo me venga a pasar esto me genera una vergüenza tremenda. Es la primera vez que me ocurre algo así, aunque mis compañeros del pueblo me dijeron que ya ocurrió otras veces y que se sospecha quienes son los culpables", expresó.

Tras el mal momento vivido, el trabajador rescató que "lo bueno es que me pasó a mí en el camión y no a un auto, porque hubiese sido mucho peor. Lo lamentable es que nadie hace nada", concluyó.

Comentarios