la_region
Martes 28 de Junio de 2016

Afiliados al Pami de San Lorenzo vuelven a ser atendidos en el IMR

El sanatorio privado reabre sus puertas a los jubilados y pensionados tras establecer un convenio con el Grupo Masa.

Luego de tres años, los jubilados y pensionados de la ciudad de San Lorenzo y otras localidades de la región afiliados a Pami podrán volver a internarse en el Instituto Médico Regional (IMR). Los afiliados a la obra social podrán acceder también al servicio de terapia intensiva y además, Pami abrirá una boca de atención en Puerto General San Martín.

La directora de Pami Rosario, Milva Sánchez, confirmó que desde el próximo viernes, los afiliados de esa obra social podrán volver a utilizar el servicio de internación y terapia intensiva en la ciudad de San Lorenzo.

Tal como se venía haciendo históricamente, el lugar para la atención de los pasivos será el primer piso de la tradicional sede del Instituto Médico Regional, ubicado en la avenida San Martín 1140, entidad que reconvirtió parte de sus instalaciones a partir de un convenio con los prestadores del Grupo Masa, de Rosario.

Drama. Como se recordará, hace casi tres años, esas mismas instalaciones fueron escenario, el 20 de julio de 2013, del dramático cese total de prestaciones por parte del IMR a los 11.000 afiliados del Pami ante la falta de pago por parte de las autoridades nacionales de las prestaciones que el centro ofrecía.

Aunque ese sanatorio privado acudió por entonces a la Justicia, los tiempos procesales impidieron una sentencia rápida —aún sigue en tramitaciones—, y con ello, una solución para los pasivos de la región.

Algunos testimonios de aquellos días del personal del IMR expresaban la magnitud del problema: "¿Me quiere decir cómo van a tratarse esos abuelitos, que a veces no pueden ni tomarse un taxi dentro de San Lorenzo, para ir a hacerse atender en Rosario?", se preguntaban por entonces algunos empleados del centro, quienes indicaban que "en más de una ocasión debemos hacer alguna colecta para pagarles el pasaje de vuelta".

La Capital quiso conocer entonces los detalles del cierre, pero ningún directivo efectuó declaraciones. No obstante, trascendió que el cierre respondía a la falta de pago de la cápita correspondiente a junio del 2013 ?aproximadamente 1,2 millón de pesos? y en las diferencias que ambas partes mantenían en torno a una quita de las cápitas abonadas desde noviembre de 2012 al momento de la medida, casi 2 millones de pesos.

Ahora, tras las negociaciones llevadas adelante entre el IMR y sus pares rosarinos de Grupo Masa, Pami habilitó las áreas del nosocomio dedicadas a las prestaciones otrora suspendidas, las cuales fueron remodeladas y readaptadas a los nuevos tiempos en un trabajo que requirió casi un año de trabajos.

Según explicó Sánchez a medios sanlorencinos, el acceso al servicio se realizará de manera automática para todos los afiliados y expresó que aquellos que deseen mantener su espacio actual de consulta en otra ciudad deben hacer un trámite en la obra social en la delegación más cercana.

La funcionaria señaló también que además del retorno a la ciudad de las internaciones en el IMR, el mismo viernes se habilitará una dependencia de la obra social en la vecina ciudad de Puerto General San Martín, la que funcionará en dependencias de la Casa de la Cultura Arturo Jauretche, San Martín 262. Las tramitaciones administrativas se sucedieron siguiendo los requerimientos burocráticos exigidos por la provincia, y también son destacables las gestiones emprendidas por la Municipalidad y las reuniones que sostuvo el intendente Leonardo Raimundo con las autoridades de Pami.

En lo que se refiere a Puerto San Martín, el intendente Carlos De Grandis y la directora del Pami firmaron el comodato para que la nueva oficina del Pami funciones en un sector de la Casa de la Cultura que hoy está recibiendo las últimas refacciones para comenzar a funcionar también el viernes.

La firma del acuerdo se concretó el seis de mayo ante representantes del Centro de Jubilados y Pensionados y del Centro Comunitario y Recreativo para Adultos Mayores.

Comentarios