La ciudad
Martes 10 de Enero de 2017

Advierten que se multiplicó la venta ambulante en la calle San Luis

En la previa de las fiestas habían tomado hasta las garitas de colectivos en la plaza Sarmiento. El municipio dicen que fue "coyuntural".

Rosarinos que viven en los alrededores de la plaza Sarmiento denunciaron que desde las últimas semanas de diciembre los puestos de vendedores callejeros se multiplicaron en la zona. El principal reclamo es sobre los stands que suelen instalarse en el sector destinado a que los pasajeros esperen el colectivo, en una de las paradas más concurridas del centro. Desde la Municipalidad aseguraron que se trató de una situación coyuntural relacionada con el período de fiestas y que esta semana la situación volvió a la normalidad. En la agenda 2017 de la Asociación Empresaria de Rosario está previsto trabajar junto a los legisladores provinciales esta problemática.

Alejandro Gitlin vive en la zona de la plaza Sarmiento, delimitada por las calles San Luis, Entre Ríos, Corrientes y el edificio de la escuela Normal Nº 1. El, junto a unos 50 vecinos que también viven en la zona, integra un grupo al que llaman Asociación Vecinos Plaza Sarmiento. Si bien no poseen personería jurídica, Gitlin explica que los une el amor por ese espacio verde.

De acuerdo con Gitlin, desde poco antes de Navidad, en el sector de la plaza que no se encuentra vallado por las obras de refacción comenzaron a instalar sus puestos varios vendedores callejeros.

La mayoría estaban dedicados a la venta de indumentaria y elementos para el hogar, como toallas y mantas. Así lo confirmaron también comerciantes que trabajan en locales de la calle San Luis. Los relatos coinciden: a los puestos callejeros que funcionan desde hace ya tiempo sobre la vereda par, se les sumaron los que quedaron instalados en la mano de la plaza, salpicados desde Entre Ríos hasta Corrientes.

"Sobre todo nos preocupó que en la zona de la parada de colectivo colgaron sogas y empezaron a colgar su mercadería para vender. Nos parece que si se está reformando el área histórica, esto se debería controlar", expresó Gitlin.

En este sentido, el subsecretario de Control y Convivencia de la Municipalidad de Rosario, Guillermo Turrín, explicó que la proliferación de los puestos de los vendedores ambulantes se debió a una situación coyuntural. "Así como durante el período de fiestas se flexibilizan algunas cuestiones, como por ejemplo el estacionamiento en el centro, lo mismo ocurre con la venta en la vía pública".

De acuerdo con el funcionario, la situación en la plaza Sarmiento se extendió desde la previa de Navidad hasta la semana pasada, que se celebró Reyes. Ahora la situación volvió a la normalidad, sostuvo Turrín.

Controles

El presidente de la Asociación Empresaria de Rosario, Ricardo Diab, sostuvo que un relevamiento que realizó la Came (Confederación Argentina de la Mediana Empresa) arrojó que Rosario era una de las plazas con menores problemas respecto de la venta ambulante, lo que lo no quiere decir que la problemática no exista.

Según Diab, se han registrado lugares conocidos como "mini saladitas" en distintos puntos de la ciudad, que fueron controlados por el municipio. "La situación económica del país y la baja en el poder adquisitivo hizo que creciera la venta informal y por eso una de las cuestiones que tenemos en agenda para este año es trabajar con la Legislatura para reglamentar estas situaciones". En este sentido, Diab explicó que las legislaciones son necesarias porque "en la venta informal se viola la ley de contratos de trabajo, porque se trabaja en negro; se viola la ley de alquileres, porque se paga de forma ilegal sin que haya controles; y la ley de patentes, porque se vende mercadería que no es original; entre otras violaciones".

Comentarios