La ciudad
Miércoles 03 de Agosto de 2016

Advierten sobre nueva modalidad delictiva: llaman por teléfono y piden datos bancarios

Desde los Tribunales rosarinos salieron a advertir ayer sobre una nueva forma de recabar datos para cometer una estafa o una entradera, utilizando como marco el blanqueo de capitales lanzado por el gobierno nacional.

Los tiempos cambian, las modalidades delictivas también. Desde los Tribunales rosarinos salieron a advertir ayer sobre una nueva forma de recabar datos para cometer una estafa o una entradera, utilizando como marco el blanqueo de capitales lanzado por el gobierno nacional. El señalamiento llegó después de recibir cinco denuncias que relataron más o menos lo mismo: personas mayores recibían llamados de supuestos ejecutivos bancarios que les pedían un detalle de los números de serie de los dólares que se guardaban en el hogar. Afortunadamente, todas las víctimas intuyeron el engaño.

Desde el jueves pasado, en Tribunales se registraron las denuncias de cinco personas a quienes se intentó engañar con un llamado similar. Según relataron voceros del Ministerio Público de la Acusación, en todos los casos los timadores dieron por sentado que sus interlocutores guardaban dólares en su casa y les solicitaron que les enumeraran los números de serie de los billetes con la excusa de realizar trámites relacionados con la ley de blanqueo.

Por eso, desde la fiscalía advirtieron sobre lo que consideran una "nueva modalidad de recabar datos para cometer algún otro delito", como un escruche o una entradera.

Si bien en todos los casos las víctimas sospecharon de algo raro y cortaron el teléfono, por lo cual no llegó a concretarse ningún delito, las denuncias quedaron en manos de la Fiscalía con Imputados No Individualizados, a cargo Verónica Caini.

En cuatro de los cinco casos denunciados en la fiscalía, quienes recibieron los llamados creyeron durante algunos minutos estar hablando con ejecutivos del Banco Central encargados de atender los pormenores relacionados con la ley de blanqueo.

Para eso, les explicaban, necesitaban conocer el número de serie de los billetes guardados en el hogar. Información, entienden los fiscales, que después podía usarse para planificar un delito ya que permitía conocer la cantidad de dinero atesorado en el hogar.

En todos los casos denunciados la comunicación llegó a teléfonos fijos y fueron recibidos por personas de entre 60 y 80 años. A algunos se les solicitó además datos sobre familiares cercanos a los interlocutores.

Advertidos por la cantidad de denuncias recibidas en los últimos días, desde la fiscalía recomendaron que en caso de recibir llamados de este tipo, se corte inmediatamente la comunicación. Si el teléfono posee identificador de llamadas, aconsejaron también tomar nota del número desde donde se llama.

Con esos datos se pidió realizar la denuncia en el Ministerio Público de la Acusación, Montevideo 1968. También se puede acercar información a través del 472-1899 o 472-1898.

En Tribunales se recordaba ayer que hace tres años, con la anterior iniciativa de blanqueo, hubo estafas similares.

Comentarios