La ciudad
Miércoles 23 de Noviembre de 2016

Advierten escasez de fondos para la Subsecretaría de Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia

El presupuesto que se destinó a ese área durante este año no superó el 1 por ciento del total de gastos provincial. Y en 2017, será similar.

Si bien el ministro de Desarrollo Social de Santa Fe, Jorge Alvarez, aseguró días atrás que en la provincia "hay recursos humanos y económicos" para atender la situación de los 300 niños con medidas excepcionales; los fondos que se destinaron este año a la promoción de derechos de la infancia y en hogares no alcanzó al 1 por ciento del presupuesto santafesino. Y de acuerdo al proyecto de presupuesto para el 2017, que ya está en Senadores, seguirá así durante el año próximo.

Tras varias semanas de conflicto en la Subsecretaría de Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia —con un paro del personal de la Dirección de Niñez de Rosario, y el cambio de autoridades en las dos reparticiones— a lo que se sumó la muerte de Nicolás, un nene de 6 años que tenía medida de exclusión y falleció a golpes en la capital provincial; el diputado del Frente Social y Popular, Carlos Del Frade, salió al cruce de las declaraciones del ministro.

"Los discursos se acaban con números", dijo el legislador, y puso blanco sobre negro el detalle del presupuesto previsto para este año y el dispuesto para el 2017.

Así, destacó que la inversión en promoción de derechos de niños, niñas y adolescentes a lo largo de 2016 fue de poco más de 167 millones de pesos, un 0,16 por ciento del total. Y subrayó que para el 2017 se prevé que esa cifra se incremente a 232,4 millones de pesos, que en el total del presupuesto provincial significa un 0,15 por ciento.

En hogares para la niñez la inversión es menor aún: en 2016 estaba prevista una erogación de 87,2 millones de pesos, un 0,08 por ciento de los dineros de la provincia; y para el año próximo la propuesta del Ejecutivo provincial para ese rubro es de 109,3 millones, un 0,07 por ciento del total.

La medida. Para Del Frade, está claro que "si la provincia destina apenas el 0,15 y 0,16 por ciento de su presupuesto a situaciones de niños, niñas y adolescentes, esa es la medida de lo que le interesa".

A eso sumó la realidad de los 200 acompañantes territoriales, que trabajan "totalmente precarizados y que son el nervio" de la labor que realizan las reparticiones de infancia de la provincia.

E incluso también puso en números la inversión que Santa Fe hace en la Justicia Penal Juvenil, el ámbito en el que se atiende a los adolescentes en conflicto con la ley penal. Un presupuesto que este año fue del 71 millones de pesos (0,068 por ciento del presupuesto total) y que para el 2017 ascenderá a casi 132 millones, pero que así y todo apenas será el 0,085 por ciento del gasto total.

En ese punto, el legislador señaló que para el año próximo "hay más plata", pero explicó que "hay más dinero en seguridad, en software comprados en el extranjero y en obras, pero no en inversión social y allí los datos son elocuentes: al hablar de más dinero, en porcentaje los números en inversión social disminuyen".

Del Frade, que hoy presentará un informe detallado de la situación, consideró que "existe una falla estructural" en la falta de implementación del servicio local de niñez en la órbita municipal, que "es el primer grado de atención. Si eso no funciona, difícil es que funcione el resto", puntualizó.

Así, recordó que Rosario se comprometió "en la Carta de Intenciones de Naciones Unidas" a poner en marcha ese servicio, e incluso la intendenta Mónica Fein anunció a principios de este año que se concretaría en 2016. Sin embargo, la semana pasada, la secretaria de Desarrollo Social del municipio, Laura Capilla, señaló que "se avanzó junto con la provincia", pero admitió que no estará listo para este año.

"Son por lo menos cuatro años de atraso", insistió el diputado, y a eso sumó como puntos críticos de la Subsecretaría "la precarización laboral de los trabajadores, los dineros que se utilizan mal contratando centros de alojamiento privados en lugar de espacios propios, lo que termina multiplicando los costos".

En el presupuesto, que ya se debate en el Senado y que para fin de mes llegaría a la Cámara de Diputados, el Ministerio de Desarrollo Social de la provincia está séptimo en cantidad de recursos. "Esa es la discusión que habrá que dar, si en una provincia con estos niveles de desigualdad, esas son las partidas necesarias", recalcó.

Comentarios