La ciudad
Jueves 12 de Mayo de 2016

Adjudican obra clave para evitar inundaciones en zona noroeste

Se trata del Emisario 28, mediante una inversión de 33 millones. Beneficiará a 50 manzanas de Fisherton y otros barrios linderos

El gobernador Miguel Lifschitz y la intendenta Mónica Fein presidieron ayer la adjudicación para la construcción de la primera etapa del desagüe pluvial Emisario 28. La obra demandará una inversión de 33 millones de pesos y permitirá el saneamiento de 50 manzanas de los barrios Fisherton Norte, Stella Maris y La Bombacha, en la zona noroeste de la ciudad, eliminando riesgos de inundaciones o anegamientos.

Fein destacó "el plan de obras que ha tenido este municipio en 30 años, un plan integral" y señaló que "hay muchas obras que están enterradas, que no se ven, pero que le dan calidad de vida a muchos vecinos, y eso pasa cuando una ciudad planifica, cuando se invierte".

La mandataria hizo hincapié en la importancia de "escuchar a los vecinos, de estar cerca para poder entender cuáles son las prioridades y no perder de vista que para trabajar y construir una sociedad mejor debemos hacerlo juntos: municipio, provincia y, obviamente, todos nuestros esfuerzos para que el gobierno nacional tome las necesidades que la ciudad y la provincia van agendando".

Lifschitz expresó que en materia de infraestructura hidráulica "tenemos todavía, a pesar de todo lo hecho, una gran cantidad de proyectos en marcha", entre los que mencionó el Aliviador III, una de las obras más importantes de la ciudad que se inaugurará en pocos días, y los trabajos planificados sobre la cuenca del arroyo Ludueña, principalmente en localidades aledañas, pero que beneficiarán a Rosario.

"Tenemos planes concretos y un programa muy ambicioso de inversión pública, en base a un presupuesto provincial en el que hemos garantizado la obra pública", destacó el jefe de la Casa Gris.

"Pero al mismo tiempo —continuó—hay un proyecto de financiamiento que estamos gestionando en la Legislatura para poder ampliar la capacidad de la inversión del gobierno provincial", indicó el gobernador y agradeció especialmente a los vecinos "por el trabajo, por ese esfuerzo por reclamar y por ser parte de las soluciones, porque eso ayuda a que las cosas se puedan concretar".

La secretaria de Obras Públicas, Susana Nader, brindó detalles de la obra a concretar: "Beneficiará a 50 hectáreas de la zona noroeste de la ciudad, específicamente a Fisherton Norte, Stella Maris y La Bombacha. Se trata de un conducto de hormigón, cuya traza principal va a pasar por avenida Génova, a partir de Wilde, y va a descargar en el arroyo Ludueña, obviamente con todas las obras complementarias que hacen a este tipo de obras".

"El diámetro del conducto es bastante importante, con una variación de 2,10 a 2,5 metros, y una extensión de 1.200 metros", abundó Nader y llevó tranquilidad a los vecinos: "Sabemos las complicaciones de este tipo de obras, donde se genera un gran movimiento de suelo, que luego se tapan y no se ven, pero que durante la obra causan molestias. Vamos a estar con un grupo de inspectores al servicio de los vecinos para poder subsanar todo este tipo de inconvenientes", dijo.

Los trabajos adjudicados forman parte del proyecto sistema pluvial denominado Emisario 28-Fisherton Norte. Se integra con un conducto troncal emplazado en calles Génova y Colombres; y por los conductos secundarios Acevedo, García del Cossio, Olmos, Wilde, García del Solar, Tarragona, Sánchez de Loria, José Ingenieros y La República.

La finalidad de estos trabajos hidráulicos, enmarcados dentro del Plan Abre, es el saneamiento de un importante sector de la zona noroeste.

Se trata de la ejecución de desagües pluviales del área delimitada por el arroyo Ludueña al Oeste, J.B. Justo al Norte, Donado al Este y J.J. Paso al Sur, totalizando, con la obra completa, unas 89 hectáreas.

Los trabajos de esta primera etapa tienen un plazo estimado de ejecución de 18 meses.

Comentarios