Escenario
Martes 09 de Agosto de 2016

Adiós a Nini Flores, todo un emblema del chamamé

El acordeonista murió ayer a los 50 años. Junto con su hermano Rudi formaba un dúo que difundió la música del Litoral en todo el mundo.

El acordeonista, bandoneonista y compositor Nini Flores, uno de los más notables artistas del chamamé, fue hallado sin vida ayer en su vivienda de la capital correntina, informaron allegados al músico de 50 años. La Justicia atribuyó el fallecimiento a un paro cardiorespiratorio no traumático, una muerte súbita. Nini provenía de una familia chamamecera y junto a su hermano, el guitarrista Rudi, formaba desde 1984 un exquisito dúo instrumental. El músico deja, al mismo tiempo, una temprana y dolorosa ausencia, pero también señales de un camino posible para que el género pueda desplegarse.

Nini nació el 26 de marzo de 1966 en Corrientes, cinco años después que su hermano Rudi, guitarrista con el que desde 1984 construyó un dúo instrumental con el que registró ocho álbumes, combinando músicas propias y certeras versiones. A ese repertorio Nini le aportó composiciones solistas como "Refugio de soñadores", "Corrientes norte", "Noches de San Antonio", "Añorando" y "Un vals en París".

Ambos músicos tuvieron una cuna musical excepcional, ya que el padre de ambos, Avelino Flores, fue un destacado bandoneonista y autor. El acompañó a sus hijos en una gira europea en 1994, que determinó que Rudi y Nini se radicaran en Holanda.

Tanto en Europa como en la Argentina, los Flores mostraron que la música del Litoral era un territorio mucho más rico y amplio que el que la propia escena folclórica local le asignaba. Desde esas márgenes al que el chamamé parecía condenado, Nini y Rudi, al igual que Raúl Barboza o Chango Spasiuk, por citar a algunos, regalaron maravillosas pruebas de su capacidad estética, tanto desde la tradición como desde posibles fusiones con otros géneros.

Promediando la década pasada el acordeonista decidió regresar de Francia para radicarse en Corrientes, y empezó a trabajar fuertemente a nivel local. Nini armó un grupo desde el bandoneón con la cantante Verónica Noguera y el guitarrista Facundo Rodríguez, participó en 2013 del Festival de Tango de Buenos Aires, acompañó al tenor español José Carreras en su visita a Corrientes y junto a Aldy Balestra impulsaba el Festival de Invierno de Chamamé.

Pero su principal actividad fue la conformación de un quinteto para el que convocó a Juan Pablo Navarro (contrabajo), Matías Martino (piano), Guillermo Rubino (violín), Facundo Rodríguez (guitarra) y Verónica Noguera (voz). "El violín es un instrumento que pertenece a la historia del chamamé y que sin embargo se fue dejando de lado. Eso era algo que quería recuperar y que empujó la idea del nacimiento del quinteto, porque el legado del violín encaja perfectamente con la sonoridad de este lenguaje", explicaba Nini acerca de esa experiencia.

Decidido a seguir caminando y sonando para mostrar las posibilidades expresivas del chamamé y las músicas del Litoral, Nini quería grabar su aventura con el quinteto y en septiembre iba a volver a coincidir con Rudi en la primera edición de "Experiencia Piazzolla", una muestra sobre el genial tanguero que tendrá por sede a la Ciudad Cultural Konex.

A través de las redes sociales, los músicos lamentaron ayer la muerte de un emblema de chamamé. Y no casualmente varios utilizaron la expresión "músico inmenso" para referirse a él. "Es un día triste. Nos ha dejado Nini Flores, uno de los músicos más inmensos del Chamamé", escribió Chango Spasiuk en Twitter. Por su parte, el armoniquista Franco Luciani expresó: "Difícil de creer. Un músico inmenso. Un tipo divino. Qué lástima...Te vamos a extrañar y a recordar siempre Nini!". La guitarrista y compositora Cecilia Zabala también señaló: "Qué triste noticia. Nini querido, músico inmenso, te vamos a extrañar". Desde el universo chamamecero, Las Hermanas Vera aportaron que "se fue el Maestro del fuelle que cambió y creó una generación impresionante".

Comentarios