Policiales
Jueves 07 de Julio de 2016

Adaptaba celulares robados para una banda

El hurto de un iPhone 6 en el microcentro porteño derivó en un allanamiento en el exclusivo barrio de Las Cañitas en el que, gracias a la aplicación de geolocalización de ese smartphone, fue detenido un técnico que reseteaba los teléfonos robados para una banda.

El hurto de un iPhone 6 en el microcentro porteño derivó en un allanamiento en el exclusivo barrio de Las Cañitas en el que, gracias a la aplicación de geolocalización de ese smartphone, fue detenido un técnico que reseteaba los teléfonos robados para una banda. En el departamento del sospechoso, de 35 años, se secuestraron un total de 25 aparatos, todos iPhone, ya que de acuerdo a la investigación, la especialidad del imputado era desbloquear los teléfonos de la marca Apple.

La investigación es del Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción 49, a cargo de la jueza María Fontbona de Pombo, y de la comisaría 31ª de la Policía Federal de la ciudad, y se inició hace cuatro días con la denuncia de una mujer, a quien en un descuido le arrebataron su iPhone 6 en el centro porteño

Al ingresar al sistema de GPS del móvil, los investigadores se percataron de que ese teléfono aún no había sido completamente reseteado y lograron ubicar el aparato en un edificio de la calle Gorostiaga al 1500, entre avenida del Libertador y Migueletes, de la zona de Las Cañitas. En total los efectivos lograron secuestrar en el departamento allanado distintos equipos, todos de la firma Apple.

Equipos ajenos. Cuatro iPhone 6 Plus, nueve iPhone 6, ocho iPhone 5 y cuatro iPhone 4, 13 pantallas táctiles, 16 baterías, dos bolsas con componentes, 20 carcazas, una bolsa con micrófonos de celulares, memorias y 27 microchips de distintas compañías. Los pesquisas sospechan que el acusado se dedicaba a la venta de celulares iPhone robados y también de sus piezas, provenientes también de equipos hurtados, en el mercado electrónico.

Comentarios