la_region
Jueves 16 de Febrero de 2017

Acondicionarán un canal estratégico de la región para evitar anegamientos

Es el San Antonio, que corre paralelo al límite entre Santa Fe y Córdoba. La Nación lo acordó con los gobernadores Lifschitz y Schiaretti.

El gobierno nacional suscribió ayer con las provincias de Santa Fe y Córdoba un convenio de cooperación para la ejecución de la obra de reacondicionamiento del canal San Antonio, que recorre parte de límite entre ambas provincias y vuelca sus aguas sobre el río Carcarañá. El acuerdo fue firmado por el ministro del Interior de la Nación, Rogelio Frigerio, el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz y su par cordobés, Juan Schiaretti.

La obra "Reacondicionamiento sistema canal San Antonio - arroyo de las Tortugas, tramo San Francisco - Río Carcarañá - provincia de Córdoba y Santa Fe", permitirá mitigar el impacto de las inundaciones en importantes zonas productivas de Santa Fe y Córdoba, en una extensión aproximada de 600 mil hectáreas.

El convenio dispone la limpieza y readecuación del canal San Antonio, que corre paralelo al límite de las dos provincias, y se extiende en buena parte en la jurisdicción de Córdoba, y en algunos tramos en Santa Fe, recolectando aguas que se vuelcan en el Carcarañá. El proyecto prevé el mejoramiento integral del colector sur San Francisco y el canal Quebracho Herrado, el mejoramiento integral de conducciones del Canal Central, Aferente Oeste y Este, obras de defensa y protección contra inundaciones en la localidad de Tortugas, terraplenes y la construcción y ensanchamiento de puentes.También incluye el mejoramiento del cauce y la desembocadura del arroyo Las Tortugas.

El ministro Frigerio aseguró que se trata de una obra "vital para una de las zonas más productivas del país". Y el gobernador Lifschitz resaltó que los trabajos incluyen defensas en Tortugas. "El convenio contiene además cláusulas fundamentales para nosotros, como que el proyecto definitivo tiene que hacerse en conjunto entre las dos jurisdicciones. Esto lo hemos incluido para garantizar que se tomen todos los recaudos técnicos para que las obras que se hagan no vayan a tener impacto negativo aguas abajo para Santa Fe".

A partir de este convenio, el gobierno nacional va a llamar a licitación en los próximos días y la empresa que gane el concurso deberá presentar un proyecto ejecutivo, donde Santa Fe intervendrá para que no tenga impactos negativos sobre la provincia. La obra se licitará en marzo con una inversión de 771.228.150 pesos y una vez finalizada, beneficiará a 600 mil hectáreas productivas y 168 mil habitantes, afirmó el mandatario santafesino.

En tanto, el subsecretario de Recursos Hídricos de la Nación, Pablo Bereciartua, indicó: "Estamos cumpliendo el compromiso para iniciar esta obra en 2017. Tendrá un impacto sustancial para productores y vecinos de la región. Es el resultado del trabajo conjunto con la Nación con las provincias". En diálogo con LaCapital, Bereciartúa ponderó la importancia de la obra que, aseguró, "tendrá impacto en unas 600 mil hectáreas. No decimos que toda esa extensión no se va a inundar nunca más —aclaró— pero va a tener un impacto muy importante". Y además de adelantar que en unas dos semanas el llamado estará publicado en el Boletín Oficial, confió en que la obra comenzará este mismo año. "Calculamos que en unos 90 días estará ya el ganador de la licitación", estimó.

Mientras tanto, Lifschitz y Schiaretti acordaron avanzar en un plan director definitivo sobre toda la cuenca del río Carcarañá, tanto en Córdoba como en Santa Fe, para el que se convocará a las universidades nacionales de Córdoba y de Rosario, y contará con financiamiento conjunto de ambas provincias.

Acuerdo por la Picasa

Por otro lado, Lifschitz destacó que durante la reunión acordaron convocar a una reunión del Consejo de Gobierno del Comité de Cuenca de la laguna La Picasa.

El objetivo, explicó, es "ponernos de acuerdo en cómo resolver el problema en la emergencia, porque nosotros queremos hacer una obra para un canal de descarga que pretendemos comenzar la semana que viene, y Buenos Aires no nos está autorizando, y necesitamos destrabarlo rápidamente. Y por otra parte, trabajar articuladamente en un plan de mediano y largo plazo para resolver definitivamente el problema de La Picasa y toda la cuenca", agregó.

Comentarios