Policiales
Jueves 03 de Noviembre de 2016

Aclaran lo ocurrido en la Dirección de la Niñez

"El adolescente de 17 años que había sido trasladado al Irar tras un incidente en la puerta de la Dirección de la Niñez regresó al cuidado de esa institución tras pasar la noche en el centro de detención de Saavedra y Cullen, adonde había sido remitido para el resguardo de su integridad física y no por una cuestión punitiva".

"El adolescente de 17 años que había sido trasladado al Irar tras un incidente en la puerta de la Dirección de la Niñez regresó al cuidado de esa institución tras pasar la noche en el centro de detención de Saavedra y Cullen, adonde había sido remitido para el resguardo de su integridad física y no por una cuestión punitiva". Así lo indicó la jueza de Menores Dolores Aguirre Guarrochena, quien intervino para apaciguar los ánimos ante el descontrol generado en la puerta de la repartición y no con fines de sancionar a los jóvenes.

El chico acudió a la Dirección, en Ricardone al 1300, el lunes al mediodía para reclamar un ticket de comida junto con otro chico de la misma edad que está al cuidado del área. Los operadores que trabajan allí estaban por atenderlos cuando policías de custodias los detuvieron. Otro muchacho quiso interceder, los operadores resistieron el arresto y se generó un incidente con tres emplados lesionados. Los dos chicos fueron trasladados a la comisaría 2ª, donde la tensión siguió en alza y uno de ellos rompió algunos objetos.

Consensuado. En ese marco, la jueza de Menores en turno fue convocada por Niñez y dispuso el traslado de uno de los chicos al Irar. La magistrada aclaró ayer que "la decisión de alojar transitoriamente a uno de los adolescentes en el Irar con fines de resguardo se adoptó en forma consensuada por representantes de las instituciones intervinientes (incluso con algunos que ahora se muestran sorprendidos en los medios) y ante la urgente necesidad de apaciguar los ánimos".

Los chicos son pibes sin familia o con familias desintegradas que viven al cuidado de Niñez. El área les provee alojamiento en un hostel y tickets de comida para que almuercen en el Centro Cultural La Toma. Si bien por el incidente se iniciaron actuaciones por resistencia a la autoridad y daño, las mismas se archivaron por tratarse de delitos de baja entidad, por los cuales los menores son considerados no punibles. Así, al día siguiente del traslado de uno de los chicos al Irar se dispuso su egreso y tras una entrevista en Tribunales las actuaciones se archivaron.

Violencia. La jueza también señaló que en el incidente "llama la atención el empleo de la violencia para dirimir los conflictos", lo que "puede ser comprendido respecto de adolescentes (por la particularidad subjetiva de este grupo) pero nunca en mayores. Estos acontecimientos penosos sólo generan descrédito personal e institucional y de poco o nada sirven frente al discurso que se les transmite a las personas menores de edad".

Comentarios