Acindar
Martes 24 de Mayo de 2016

Acindar está en alerta frente a la posibilidad de la reducción de trabajadores

La empresa anunció "un cierre de turno a partir del 31 de julio", según Pablo Serra, apoderado de la UOM. Se reducirían unos 30 trabajadores. Para el gremio la empresa va a a "cerrar en unos meses".

Desde la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) Rosario expresaron que “pese a los esfuerzos por asegurar la continuidad” de la planta de Acindar en Rosario, la empresa ya avisó que el 31 de julio eliminará uno de los tres turnos de trabajo. Para el sindicato, “puede haber algo más”, dijo Antonio Donello, secretario general del gremio. “Creemos que la empresa va a cerrar en unos meses”, vaticinó el gremialista.
Por su parte, Pablo Serra, apoderado de la UOM, sentenció que "Acindar ha anunciado un cierre de turno para el día 31 de julio del corriente año", una situacion que puso en alerta no solo a los trabajadores sino también al gremio.
Serra, apoderado de la UOM, fue el encargado de brindar detalles del panorama que se vive en la empresa relacionado con las fuentes de trabajo y confirmó que la empresa tiene planeado cerrar un turno a fines de julio con lo cual se reducirían en unas 30 trabajadores la planta.
“La situación viene bastante complicada, Acindar ha anunciado un cierre de turno para el día 31 de julio del corriente año, esto implica una reducción de la plantilla en 30 compañeros. A nosotros no solo nos preocupa, sino que mucho más aún nos preocupa la continuidad de la planta acá en Rosario”, expresó Serra en diálogo con LT 3.
En tanto, desde el gremio afirmaron que esta definición se debe a que (el lunes pasado), tras una reunión en la que participó la UOM, la intendenta Mónica Fein, el ministro de Trabajo Julio Genesini, y representantes de la firma, “desde el estado se brindó colaboración. Tanto el gobierno provincial como el municipal y el Concejo hicieron todo lo posible y desde la empresa ni siquiera hubo una promesa de estudiar las propuestas”, remarcó Antonio Donello.
Para el dirigente gremial, “lo que se viene no es simplemente un recorte, espero equivocarme, pero estoy convencido de que después de bajar de tres turnos a dos se viene el cierre de la empresa”, reiteró.
La planta de la siderúrgica en Rosario está en Presidente Perón al 8000, barrio Godoy. Emplea a unos 200 trabajadores, y sus tres turnos de producción ocupan a unos 90. Además de reducir uno de esos turnos, (dejando 30 trabajadores sin funciones), la empresa ya abrió la oferta de retiros voluntarios para reducir costos.

Comentarios