Economía
Domingo 12 de Febrero de 2017

Acechan las enfermedades en los cultivos de soja y maíz

La confianza de los consumidores cayó 17 por ciento en un año, según la Universidad Torcuato Di Tella.

Enero estuvo caracterizado por fuertes precipitaciones, zonas anegadas y grandes áreas con sequías extremas mientras que febrero parece encaminarse a situaciones más moderadas, aunque aptas para el desarrollo de enfermedades en los cultivos de soja y maíz.

Así lo consignó un informe de la compañía Rotam cuyos técnicos señalaron que "el primer mes de 2017 fue sin duda alguna un período de extremos".

"Amplias zonas del área agrícola nacional se vieron afectadas por fuertes lluvias, anegamientos y altísimas temperaturas. Hacia el sur de Buenos Aires y La Pampa fuertes sequías y altísimas temperaturas hicieron lo suyo", añadieron.

Evaluaron que "febrero parece presentar un escenario más amigable, con precipitaciones dentro de lo normal y temperaturas más cercanas a la zona de confort de los cultivos, aunque también de las enfermedades que los afectan".

Semilla dudosa

"Muchas veces los eventos inmediatos, hacen olvidar de dónde vienen los cultivos. En el caso de la soja, la realidad indica que este año se implantó con semillas de dudosa calidad, tanto en poder germinativo como en status sanitario", indicaron.

Explicaron que "sumado a esto, rastrojos muy infestados luego de dos años de fuertes lluvias generan un ambiente ideal para la aparición de enfermedades de fin de ciclo (EFC), principalmente la Mancha Ojo de Rana".

"La situación se plasma en las zonas que sufrieron excesos hídricos, pero también en las que se están recuperando de sequías con las lluvias de las últimas semanas", precisaron los especialistas.

Resaltaron que "allí, la recuperación del estado del cultivo es fundamental para lograr un índice de área foliar que sea lo más alto posible, por lo que permitir que enfermedades foliares prosperen, es atentar contra la posible recuperación de los cultivos".

"Si bien los números de la actual campaña han mejorado, sigue siendo necesario obtener altos rendimientos de soja para mantener un retorno económico acorde.

Con este panorama, el control de EFC como Mancha Ojo de Rana (MOR) y Roya Asiática de la Soja (RAS) es determinante para no perder valiosos kilogramos en el camino", advirtieron los especialistas .

Comentarios