Economía
Domingo 19 de Junio de 2016

Acciones y ladrillos pulsean con los bonos

La política monetaria define tasas de interés por encima de la inflación, poco importa el tipo de cambio y el déficit fiscal. En el exterior surgen preocupaciones por el Brexit.

La política monetaria define tasas de interés por encima de la inflación, poco importa el tipo de cambio y el déficit fiscal. En el exterior surgen preocupaciones por el Brexit.

Vamos por los tres hechos externos más relevantes.

1 El jueves 23 de junio se lleva adelante el Referéndum en Inglaterra que define su política exterior, ya que se votara la continuidad o no en la Comunidad Económica Europea. Brexit = Gran Bretaña - salida.

2 La Reserva Federal definió no subir la tasa de interés de corto plazo, sin embargo, en sus pronósticos prevé una tasa del 0,9% para fin de año, 1,4% para fin de 2017, y de 2,4% para fin de 2018.

3 Ante este escenario el oro marco un nuevo máximo, en u$s 1.310 la onza troy, el precio más elevado desde agosto de 2014. La incertidumbre sobre el futuro de Europa tomo a este activo como refugio.

En Argentina tenemos tres noticias relevantes.

1 El gobierno se financia a tasas en dólares muy bajas, de tan solo el 3,5% anual a un año de plazo. El riesgo país está en valores muy bajos.

2 La tasa en pesos bajo del 38% anual, al 32,25% anual, pero lo más relevante que es la tasa a 252 días se ubicó en el 27,5% anual. Se caen en picada los rendimientos en pesos.

3 La bolsa sigue sin superar los 14.000 puntos del índice Merval, pero está calentando motores.

En este marco de noticias, podemos apreciar que Argentina está en una nueva encrucijada. La inflación comienza a ceder, por una mezcla de dólar bajo, recesión económica, y menor cantidad de dinero circulante.

Desde la exterior llega una avalancha de dólares por tres vías: la primera, dólares que toma el Estado nacional y las provincias para financiar el déficit fiscal; la segunda, los dólares de la exportación de soja, y la tercera, llegan inversiones extranjeras.

Si a esta avalancha de dólares, le sumamos que no hay activos bajo denominación dólar con tasas atractivas, y que la tasa en pesos está en niveles muy altos, la demanda de dólares en el mercado está ausente.

En este escenario el tipo de cambio tiende a apreciarse, el dólar termina la semana en $ 13,80, y nada hace pensar una demanda de dólares creciente, más bien esta pasado sin pena ni olvido, por la canasta de inversiones.

En un escenario, en donde los precios de la soja y el maíz podrían estar a la suba en el segundo semestre, podríamos observar una desaceleración de la inflación, a niveles del 2% mensual, aunque el gobierno pronostica el 1,5% mensual, todos los caminos conducen a inversiones en pesos.

El gobierno baja la tasa de las Lebac, y no hay una mayor demanda de dólares. El gobierno coloca lotes en dólares, y convalida tasas en baja, a niveles del 3,5% anual. Tenemos la misma tasa de corto plazo en dólares que México, país con una población y PBI que es 3 veces el de Argentina, que exporta el equivalente a un PBI nuestro, y es socio estratégico de Estados Unidos.

Conclusión

• La renta de un bono en dólares, es similar a la renta de un departamento en alquiler. Me parece que muchos venderán bonos para comprar propiedades.

- La tasa en pesos es muy positiva, contra la inflación esperada a un año vista.

• En este escenario, las acciones están regaladas, si no hay una sorpresa negativa a nivel mundial, el índice Merval en el segundo semestre debería subir no menos de un 30%.

Comentarios