Cartas de lectores
Viernes 29 de Julio de 2016

Accidente en Circunvalación

Antes que nada, mis condolencias a la o las familias de los fallecidos en tan trágico evento. La verdad, no suelo escribir esta clase de cosas pero lo que viví el domingo 24 de julio pasado es algo que me va a acompañar en mi memoria y en la de mi familia por el resto de nuestras vidas. Más que nada lo hago por indignación por la tan pobre sociedad en la que vivimos, en donde es más importante bajar del auto para filmar con el celular y sacar fotos de la desgracia ajena que ayudar a los demás. Lo digo porque yo fui quien sacó al camionero y socorrió junto con otro buen hombre a la pobre señora que se encontraba en esa desesperante situación, mientras todos los que hablan después y piensan que está bien, no hacían nada, porque seguramente no tienen familia y están muy equivocados. Ante todo, he comprobado que en esta sociedad tan podrida está la morbosidad, la comodidad y la charlatanería, la política, el aumento y todo tipo de basuras antes que la humanidad y la vida de quien está al lado; y lo digo como padre, esposo, nieto, hermano e hijo, porque seguramente si fueran sus familias las que estuvieran ahí, lo que espero nunca pase, les gustaría que la sociedad de la cual tanto se quejan les tendiera una mano. Hay que estar en la piel del otro a veces, y no lo digo para ser un héroe ni nada por el estilo, sino porque lo que viví la tarde del domingo me mostró muchas cosas en una milésima de segundo, porque podríamos haber sido cualquiera de nosotros. Además, quiero hacer este pequeño párrafo para el desagradable y fantoche Gustavo Cella (titular de la Agencia Provincial de Seguridad Vial), quien en declaraciones a la prensa dijo que en "avenidas en obras la velocidad máxima es de 60 kilómetros por hora. Si se fuera siempre a 60, permitiría que a lo mejor esto se pudiera evitar". Es fácil hablar cuando las cosas ya pasaron y uno está en la casa calentito con los suyos, pero yo le voy a decir a este pobre señor, que vaya a saber uno quién es, que aparece sólo para decir estas cosas, que todo esto es culpa suya, que por lo visto ni el tránsito puede dirigir. Es increíble que personas como este señor, con una falta de moral y ética terrible, piense que la gente va por todos lados poniendo su vida en peligro, porque aquellas personas que fallecieron, y yo soy testigo, circulaban debidamente y con toda la prudencia del mundo, pero los accidentes pasan. Le recuerdo que en este mundo faltan tres almas, las cuales significan mucho dolor para mucha gente. Por favor, pongan gente calificada para ocupar los puestos que afectan a la vida de los demás. Muchas gracias.

Antes que nada, mis condolencias a la o las familias de los fallecidos en tan trágico evento. La verdad, no suelo escribir esta clase de cosas pero lo que viví el domingo 24 de julio pasado es algo que me va a acompañar en mi memoria y en la de mi familia por el resto de nuestras vidas. Más que nada lo hago por indignación por la tan pobre sociedad en la que vivimos, en donde es más importante bajar del auto para filmar con el celular y sacar fotos de la desgracia ajena que ayudar a los demás. Lo digo porque yo fui quien sacó al camionero y socorrió junto con otro buen hombre a la pobre señora que se encontraba en esa desesperante situación, mientras todos los que hablan después y piensan que está bien, no hacían nada, porque seguramente no tienen familia y están muy equivocados. Ante todo, he comprobado que en esta sociedad tan podrida está la morbosidad, la comodidad y la charlatanería, la política, el aumento y todo tipo de basuras antes que la humanidad y la vida de quien está al lado; y lo digo como padre, esposo, nieto, hermano e hijo, porque seguramente si fueran sus familias las que estuvieran ahí, lo que espero nunca pase, les gustaría que la sociedad de la cual tanto se quejan les tendiera una mano. Hay que estar en la piel del otro a veces, y no lo digo para ser un héroe ni nada por el estilo, sino porque lo que viví la tarde del domingo me mostró muchas cosas en una milésima de segundo, porque podríamos haber sido cualquiera de nosotros. Además, quiero hacer este pequeño párrafo para el desagradable y fantoche Gustavo Cella (titular de la Agencia Provincial de Seguridad Vial), quien en declaraciones a la prensa dijo que en "avenidas en obras la velocidad máxima es de 60 kilómetros por hora. Si se fuera siempre a 60, permitiría que a lo mejor esto se pudiera evitar". Es fácil hablar cuando las cosas ya pasaron y uno está en la casa calentito con los suyos, pero yo le voy a decir a este pobre señor, que vaya a saber uno quién es, que aparece sólo para decir estas cosas, que todo esto es culpa suya, que por lo visto ni el tránsito puede dirigir. Es increíble que personas como este señor, con una falta de moral y ética terrible, piense que la gente va por todos lados poniendo su vida en peligro, porque aquellas personas que fallecieron, y yo soy testigo, circulaban debidamente y con toda la prudencia del mundo, pero los accidentes pasan. Le recuerdo que en este mundo faltan tres almas, las cuales significan mucho dolor para mucha gente. Por favor, pongan gente calificada para ocupar los puestos que afectan a la vida de los demás. Muchas gracias.

Manuel Agustín Cuñado

DNI 37.715.199

¿Perseguida política?

"Ser peronista en este país nunca fue fácil y nunca fue gratis". Expresado por Cristina Fernández ante las investigaciones de la Justicia por sus presuntos actos de corrupción en la función pública; su intención es clara: insinúa ser perseguida por su "condición de peronista". Hay muchos peronistas que también fueron y son funcionarios públicos a los que no se los persigue, pero sí es señalada como a otros de los colaboradores de su gestión por "corrupcionistas". La sociedad sabe con creces que nunca para los argentinos fue "gratis" la gestión de peronistas deshonestos, no es necesario aclararlo, está a la vista. No es perseguida por "ser" peronista, se la investiga como posible corrupta, y si es responsable debe ir presa como le sucedería a toda persona venal.

Emilio Zuccalá


Números no

tan reales

En una nota publicada en este mismo diario el pasado domingo 24, el director de Asuntos Corporativos de la empresa Carrefour Argentina, Leonardo Scarone, argumenta que la venta en los hipermercados Carrefour cayó un 25 % por no abrir los domingos, y que esto llevaría a ratificar y ampliar los despidos de personal. Estos dichos carecen de veracidad porque es de público conocimiento que a partir de este mes de julio los hipermercados vieron acrecentadas sus ventas en más de un 50 %, según datos propios de la empresa, tanto los días viernes, sábados y lunes, incluso hasta el punto de verse con escasez de personal, generando largas colas en las cajas y quejas de clientes. Llama poderosamente la atención que hagan declaraciones volviendo a amenazar con despidos sin dar una cifra concreta y real de sus ventas, no haciendo públicas sus ganancias, cosa que le daría un tinte más creíble a sus afirmaciones. Tan carente de fundamentos se muestran estas declaraciones que en el mismo diario, en la página 21, otra nota señala que cayó la venta en supermercados un 7,3 % en el mes de mayo y abril de 2016 por la baja del consumo, según un informe de la consultora privada LGM, contradiciendo los propios números y afirmaciones del señor Scarone. La discusión es: ¿cuánto ganan por la remarcación de precios? Estamos dispuestos a cotejar con los números reales que tenemos los empleados de Carrefour. En relación a los despidos, preguntamos: ¿Por qué los supermercados iguales o más grandes que Carrefour no despiden trabajadores y reordenan a su personal para dar respuestas a sus clientes? Nos extraña que el señor Scarone se equivoque en la fecha de despidos, ya que los mismos los realizó antes que la ley 13.441 entrara en vigencia. ¿Ignorancia, error o mala fe?

Melina Vilotta

DNI 26.667.757


Tinelli, el gran burlón

La satirización y ridiculización de la máxima autoridad de un país, sea cual fuere el color político del presidente, no me parece bien. Mucho menos cuando viene de un bufón que vive de ver pajas en el ojo ajeno y no la viga que le atraviesa el cerebro. No voy a decir qué pienso de sus simpatizantes porque cada uno hace lo que quiere, pero Marcelo Tinelli, y su equipo, se burlan de la sociedad y la entretienen con zonceras que no son propias de aquellos que todavía pensamos. Lo repruebo totalmente, no me identifico entre sus simpatizantes. Creo que contribuyó a generar una mala imagen del ex presidente De la Rúa cuando estaba en la gestión presidencial. Su panel es un rejunte de especímenes y saldos de la sociedad que se juntan para contribuir a engrosar el bolsillo de esta caricatura de ser humano que no sirve para nada, tampoco aporta nada a la cultura ni al conocimiento. Es lo más patético que he visto; en su panel faltan Carozo y Narizota.

DNI 8.634.022


Militares

en la calle

Señores de La Capital, soy un fiel lector de sus publicaciones, pero sinceramente me indigna ver hoy la publicación del señor Jorge Levit sobre el tema "militares en la calle: otra vez no"....El festejo del Bicentenario de la Independencia no es algo menor para quien siente y vive la vida militar, que tiene sus sacrificios como la de cualquier otro ciudadano. Me atrevo a opinar que hasta por herencia tienen merecido los militares desfilar en fechas patrias; bien o mal, fueron sus heroicos actos y sacrificios en el pasado lo que nos lleva a llamarnos argentinos ante el mundo hoy en día. Podemos tener diversas opiniones sobre el señor Aldo Rico, sobre su vida privada o decisiones tomadas, pero no tengo dudas que es un héroe de nuestra Gesta de Malvinas y nada más honorable que permitirle su desfile junto a sus camaradas, que en mi opinión son héroes aún no reconocidos dignamente por el pueblo argentino. Pero este acto de festejo cívico-militar, porque argentinos somos todos, está muy lejos de exponer la idea de militares a la calle otra vez, sabiendo con qué doble sentido se hace. Saludos cordiales.

Cristián Wagner

DNI 25.751.800


DNI con números duplicados (II)

En la edición del 22 de julio, se publicó una carta de la señora Rosa Lipinski, que comienza haciéndose una pregunta: "¿hay dos personas con el mismo número de documento? La respuesta es sí", se responde ella misma. Pues bien, no es así. La realidad es la siguiente: los DNI son absolutamente inequívocos, es decir, existe una única combinación de letra y número para cada persona, si es que provienen del cambio de LC o LE. Y digo letra porque a las personas que actualizaron sus antiguas LC o LE por los nuevos documentos, les fue asignado un identificador alfanumérico encabezado por F en el primer caso (mujeres que antes tenían Libreta Cívica) y por M en el segundo (hombres que antes contaban con Libreta de Enrolamiento). Es cierto, como la lectora relata, que la parte numérica puede coincidir, pero lo importante es hacer notar que, como digo, en los casos referidos el número de documento incluye también la F o la M al comienzo según corresponda, lo cual los torna únicos. La letra es parte integrante del mismo, y justamente evita confusiones. Debe ser mencionado completo cada vez que se lo requiera. Lamentablemente, como tantas otras cosas en la Argentina, esto es absolutamente desconocido por la mayor parte de la población afectada, por la simple razón de que no fue informada al respecto. Y esto último sucedió justamente porque, de manera consecuente, los empleados del Registro Nacional de las Personas y Registro Civil, ignoran también en su mayoría la existencia de la nomenclatura citada, compuesta por letra y números.

Javier Pereyra

DNI 21.041.093


El celeste

de la bandera

Atento a la laudable inquietud del amigo Rogelio Marino en su carta del 21 de julio pasado, sobre la deseable uniformidad del celeste de nuestra bandera, amplío la información destacando que el decreto Nº1.650 de 2010 lo dispuso con lujo de detalles usando la escala cromática Cielab/ Pantone y reglamentó otros aspectos, como las características de paños y mástiles según normas Iram. La disposición fue resultado de diez años de estudios con pluralista participación, con la especial intervención el Instituto Nacional Belgraniano. De esta forma quedó definitivamente establecido el exacto tono de celeste y la forma como debe representarse al Sol. Para que los fabricantes pudieran adaptarse se fijó un largo plazo que finalizó el 9 de julio pasado. Desde esta fecha ninguna repartición oficial, sea nacional, provincial o municipal puede utilizar ejemplares que no se encuadren a lo dispuesto. Lamentablemente, la diversidad que se sigue observando indica que no se ha tomado conciencia de lo imprescindible de observar lo reglado.

Miguel Carrillo Bascary


Promesa poco

creíble

¿Cómo creerle al funcionario que asegura que en cuatro años terminarán las obras que conectan con Rosario, si el flamante tren a Buenos Aires, que inauguraron con bombos y platillos, tarda aún seis horas?

Agustín Previgliano

Comentarios