la_region
Martes 15 de Noviembre de 2016

Acceso a medicamentos derivados del cannabis

En la Cámara alta de Santa Fe ingresó un proyecto de ley, iniciativa de Danilo Capitani (PJ San Jerónimo), que avanza en la posibilidad de que personas con distintas patologías tengan acceso a la prescripción de medicamentos derivados del cannabidiol (cannabis)

En la Cámara alta de Santa Fe ingresó un proyecto de ley, iniciativa de Danilo Capitani (PJ San Jerónimo), que avanza en la posibilidad de que personas con distintas patologías tengan acceso a la prescripción de medicamentos derivados del cannabidiol (cannabis)

El proyecto propone "incorporar al listado previsto en el artículo 1º de la ley 9.524, los medicamentos ricos en cannabidiol, derivado de la marihuana —provisión bajo receta médica— para el tratamiento de patologías como epilepsia refractaria, cáncer, dolores crónicos, fibromialgia, glaucoma, esclerosis múltiple y toda otra patología, existente o futura, que la autoridad considere conveniente".

Además se prevé que "el Ministerio de Salud podrá hacer convenios con instituciones de salud, universidades nacionales, laboratorios nacionales públicos y con la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat), donde se determinen protocolos de investigación, guías de utilización, seguimiento de resultados en pacientes y producción de medicamentos ricos en cannabidiol.

En el proyecto se contempla que el gasto que demande la aplicación de la ley sea atendido con las partidas existentes en el presupuesto actual. En la fundamentación, el senador Capitani, actual presidente de la Comisión de Salud y Medio Ambiente de la Cámara alta, expone que "un número cada vez mayor de madres, padres y familiares de pacientes con epilepsia refractaria, esclerosis múltiples y otras patologías crónicas asociadas al dolor, recurren a derivados del cannabis, afirmando tener resultados positivos".

Esta opinión es además apoyada muchas veces por profesionales médicos tratantes, aseverando que en los pacientes se reducen significativamente las convulsiones y otros síntomas. Hoy, para acceder a sustancias derivadas del cannabis (extractos y aceites provenientes de otros países donde están habilitados) se deben reunir los requisitos que fija la disposición de la Anmat para ser importadas mediante la figura legal de "usos compasivos", o bien recurrir a canales informales y fuera de cualquier marco legal. La figura de importación por "uso compasivo" resulta ineficaz cuando por mes se superan los 100 pedidos.

Además se expresa que se debe comenzar a dar una solución "para ello la iniciativa que presentamos pretende facilitar el acceso a la prescripción de los medicamentos derivados del cannabidiol y además que los profesionales médicos se sientan respaldados en su prescripción al ser incluidos en el Formulario Terapéutico Provincial (ley 9524/84); de uso obligatorio en las instituciones hospitalarias del Ministerio de Salud y en la Obra Social Provincial (Iapos)".

El proyecto dice que entre los países en los que está permitido el uso de medicamentos ricos en cannabidiol para fines terapéuticos están EEUU; Alemania (por una decisión de Tribunal Constitucional en el 2000); Canadá desde el 2001 y en Cataluña (España) a partir de 2005. En Uruguay, mediante la ley 19.172 de 2014 sobre control y regulación del Estado de la importación, almacenamiento, comercialización y producción.

"Seguro que las universidades e institutos científicos de estos países han hecho investigaciones clínicas que fundamentan la decisión de permitir uso de productos derivados del cannabis. Es por esto que el proyecto además tiene como fin fomentar la investigación científica provincial, definir protocolos de prescripción y uso para estos medicamentos", concluye el texto.

Comentarios