Cartas de lectores
Miércoles 16 de Noviembre de 2016

A viajar y pasarla bien

Es usual que un país que realiza elecciones presidenciales, por cortesía y protocolo, invite a delegaciones extranjeras a ser veedores del acto eleccionario.

Es usual que un país que realiza elecciones presidenciales, por cortesía y protocolo, invite a delegaciones extranjeras a ser veedores del acto eleccionario. La presencia extranjera es sólo por formulismo, y no genera ninguna influencia en el electorado. O sea que si no hubieran estado allí, a los americanos y al resto de los habitantes del planeta poco y nada les hubiera interesado su presencia en los Estados Unidos. Llamativamente, la delegación argentina fue una de las más numerosas, a tal punto se llegó que se tuvieron que suspender sesiones parlamentarias en ambas cámaras. Estimo que nuestros representantes habrán ido con la intención de aprender de la democracia estadounidense, y si es posible aplicar en nuestro país lo mucho y bueno de las leyes americanas. Pero sabiendo de la catadura y mediocridad de nuestros políticos me genera cierta duda que hayan ido a aprender. Estimo que fue más un viaje de placer, y gratis, porque deduzco que somos los argentinos que con el pago de los impuestos patrocinamos la fiesta.

Manuel Castilla / DNI 6.057.702

Comentarios