Policiales
Domingo 21 de Agosto de 2016

"A Soza Bernard se le aplicó la pena que correspondíaen el momento de su juicio"

En ese sentido recordó algunos fundamentos de su condena y el contexto en el cual la dictó.

En abril de 2010, en un fallo de 76 páginas, la por entonces jueza de Sentencia Carina Lurati condenó a Andrés Soza Bernard a la pena de 13 años de prisión al hallarlo culpable del delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego en perjuicio de Gabriela Núñez, con la que mantenía una relación sentimental y a la que ejecutó de un tiro la noche del 5 de agosto de 2008 cuando la chica salía de un instituto de idiomas. En la actualidad Lurati se desempeña como camarista penal y ante las críticas que el ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro hizo sobre el desempeño de los jueces y la facilidad con las que presuntamente otorgan salidas transitorias, habló con La Capital "con ganas de dar algunas respuestas pero sin ánimo de polemizar". En ese sentido recordó algunos fundamentos de su condena y el contexto en el cual la dictó.

"Al momento de condenar a Soza Bernard le apliqué la pena solicitada por el fiscal Eduardo Valdés Tietjen ya que por entonces el Código Penal y la Constitución no permitían imponer penas superiores a las solicitadas por los fiscales", dijo la camarista. Y recordó que "en aquel momento esas eran penas promedio que se aplicaban por homicidios a autores primarios y jóvenes".

Al respecto, al conocer la sentencia la mamá de la víctima, Mirta Acosta, le dijo a este diario: "No puedo decir que estoy satisfecha porque yo ya no puedo palpar o tocar a mi hija. Esto no es como tomar un mate y decir si está rico o feo. No hay cantidad de años de condena que puedan hacerme sentir bien".

Lurati también hizo mención a que "por entonces no existía la figura de femicidio", incorporada al Código en 2012, "una figura más gravosa pero que no puede aplicarse en forma retroactiva. Por eso, cuando el ministro Pullaro dice que el crimen de Gabriela fue un homicidio agravado por el vínculo se equivoca. Esa figura no existía".

Incentivos. La camarista también dijo que "en 2011 el Congreso Nacional modificó la Ley de Ejecución Penal estableciendo los incentivos educativos como motivo para reducir las penas. Y, en ese sentido, hay que tener en cuenta que la Constitución de 1994 estableció que cuando una ley posterior es más benigna que la utilizada para la condena, ésta debe ser aplicada. Por eso a Soza Bernard se le descontaron 19 meses de pena, porque estaba estudiando y tenía el mejor de los conceptos dentro de la prisión". De esa manera, el muchacho imputado por el homicidio de Fabricio Zulatto logró acceder a las salidas transitorias.

Finalmente, en defensa de su accionar, Lurati recordó que al emitir el fallo tuvo en cuenta "el pedido del fiscal, el grado de instrucción del acusado y otros aspectos de su vida privada que lo hacían distinguir lo lícito y lo ilícito. El pudo saber lo que hacía cuando mató a Gabriela". Y como corolario dijo lo que Soza Bernard parece no haber entendido: "No se puede ir por la vida quitándose de encima lo que más nos molesta".

Comentarios