Descanso dominical
Sábado 02 de Julio de 2016

A pesar del descanso dominical, Coto abrirá mañana sus locales para "los que quieren trabajar"

La decisión se basa en "respetar la conciliación obligatoria", que lleva la situación al momento anterior a los despidos.

La empresa Coto definió que abrirá mañana sus cinco sucursales en Rosario, a pesar de que comience a regir en la ciudad la ley de descanso dominical. La definición se tomó después de una reunión mantenida en las primeras horas de la tarde de ayer por altos referentes del grupo, tras la que se argumentó: "En el marco de la conciliación obligatoria, que impone retrotraer la situación, vamos a tener los negocios en actividad respetando el derecho de los empleados que quieren trabajar".

La frase es del director de la firma, Guillermo Calcagno, quien, ante la pregunta de LaCapital, agregó que no espera ninguna reacción negativa en virtud de que "se está cumpliendo con la resolución ministerial y eso no debería generar ningún conflicto". Y sumó: "Esperamos que haya tranquilidad".

Según pudo saber este diario, Coto no sería la única compañía del rubro que opere con normalidad mañana, a pesar de lo que marca la ley y su adhesión local.

Controles. Tanto la Asociación Empleados de Comercio como agentes municipales y provinciales habían indicado que realizarían recorridas de control en los locales para verificar el cumplimiento de las normas. Esta cuestión podría llevar a labrar actas en vistas a una posterior clausura.

Coto tomó la decisión horas antes de que se ponga en vigencia hoy la polémica ley 1.344 de "regulación de horarios de apertura y de cierre de establecimientos comerciales y/o de servicios", sancionada por la Legislatura santafesina en noviembre de 2014, y a la que la Intendencia se sumó mediante la ordenanza 9.516, del 17 de marzo último.

Las medidas son de una complejidad profunda y despertaron un cruce de intereses sectoriales, económicos y hasta sociales, más aún en virtud de la posibilidad que otorga la ley para que cada municipio regule los alcances de su aplicación, según las particularidades de cada población en Santa Fe.

Así, la norma local recortó el beneficio del descanso dominical a los empleados de comercios que posean una superficie mayor a los 1.200 metros cuadrados. En cambio, la ley provincial sólo libera de la prohibición de abrir los domingos a negocios atendidos por sus dueños o menores a 120 metros cuadrados, farmacias y locales ubicados en estaciones terminales de ómnibus, entre otras pocas excepciones.

Desigualdad. Para la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), en Rosario se da una situación cuanto menos desigual. De hecho, la entidad explica hoy a través de una solicitada en este diario que la reglamentación es sólo para seis empresas: "Jumbo, Carrefour, Libertad, La Gallega, La Reina y Coto". Sin embargo, "el resto del comercio, shoppings, locales de electrodomésticos, otras cadenas y negocios de todo tipo pueden abrir normalmente", se detalló en el escrito.

Entre las consideraciones allí expuestas se indicó, además, que, a raíz de la ley aprobada en la Legislatura provincial, "las cadenas se verán obligadas a reducir la cantidad de empleados, al quitar un día de trabajo semanal".

La entidad fue más allá: "Cada empleado perderá 3 mil pesos como consecuencia del no pago doble y la reducción de horas extras", al poner de manifiesto incluso que "no es obligación para el personal" concurrir a prestar tareas el domingo, puede hacerlo quien lo desee.

Sin cambios. En este contexto, Calcagno insistió en que los locales de Coto en la ciudad abrirán sus puertas: "Estamos dentro de la conciliación obligatoria y, de esta manera, vamos a respetar también el derecho del personal. Como hay que mantener el status quo, vamos a funcionar como lo veníamos haciendo".

En los últimos días, las cadenas Coto y Jumbo resolvieron acatar la conciliación obligatoria dictada hace alrededor de una semana por el Ministerio de Trabajo de la provincia y reincorporaron a los trabajadores. Coto había despedido a 58 empleados y Jumbo a 6, basándose en el argumento que de aplicarse el descanso dominical, caerán las ventas. Por su parte, Carrefour, que había echado a 55 trabajadores, fue la primera empresa en aceptar la medida, pero Coto y Jumbo demoraron cinco días más.

Análisis. Mientras tanto, Calcagno no quiso dar detalles sobre si la decisión de abrir los locales de la firma el domingo ya fue expresada a los trabajadores que allí se desempeñan, aunque sí dijo que "la cadena seguirá abriendo en el marco actual de la conciliación y se evaluará qué hacer una vez que termine esa instancia determinada por Trabajo".

Consultado sobre la posibilidad de que la apertura signifique el pago de fuertes multas, el directivo consideró que "tampoco se analizó ese panorama porque, en definitiva, se está retrotrayendo la situación a antes de los despidos y siempre pensando en el derecho de los trabajadores de la cadena Coto".

Finalmente, y con convencimiento, Calcagno descerrajó. "Seguro no se van a producir inconvenientes".

Comentarios